Escocia insiste en alejarse de Londres

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ministra principal de Escocia, Nicola Surgeon / Foto: Scottish Government

Lectura: 3 minutos

Los partidos a favor de la independencia de Escocia pueden conseguir una gran mayoría en las elecciones al Parlamento de Edimburgo del próximo 6 de mayo, según un sondeo publicado este domingo (04.04.2021) por el Sunday Times.

El bloque de partidos proindependentistas ─el Nacionalista Escocés (SNP), los Verdes y Alba─ pueden ganar 79 de las 129 bancas que forman el Parlamento de Holyrood, de acuerdo con la consulta hecha por la firma Panelbase para el periódico dominical.

El SNP de la ministra principal Nicola Sturgeon ganaría 65 asientos, dos más de los que tiene ahora, mientras que los Verdes sumarían dos hasta 8, según la consulta.

La nueva formación Alba creada recientemente por el antiguo ministro principal Alex Salmond se alzaría con 6 escaños, mientras que los grandes perdedores serían los conservadores, que obtendrían 24 asientos (7 menos), y los laboristas, con 20 escaños (4 menos), mientras que el resto iría a otras formaciones menores.

Salmond dijo a la radio británica que con una mayoría independentista en el Parlamento Escocés pondría muy difícil al gobierno de Londres denegar la celebración de un nuevo referéndum de independencia.

Sturgeon ha reiterado su intención de convocarlo tras el referéndum del 2014, en el que los votantes rechazaron la separación del resto del Reino Unido.

El Gobierno autónomo de Escocia publicó la semana anterior el borrador de un proyecto de ley para la celebración de un hipotético nuevo referéndum de independencia del Reino Unido.

La pregunta será exactamente la misma que en 2014: «¿Debe de ser Escocia un país independiente?».

El secretario escocés de Relaciones Constitucionales, Michael Russell, dio a conocer el texto frente a la celebración de una supuesta futura consulta independentista.

Considerando que la presente legislatura termina en abril, Russell dejó claro que será el nuevo Gobierno elegido tras los comicios del próximo 6 de mayo, quien deba tomar «la decisión de introducirla formalmente en el Parlamento escocés».

Asimismo, Russell afirmó al presentar el texto, al que Londres se opone firmemente, para que los votantes puedan elegir quién es el mejor situado para dirigir la recuperación del país tras la pandemia de coronavirus.

Considera que la fecha de votación del referéndum debería de celebrarse una vez superada la crisis sanitaria.

«El gobierno escocés cree que debe ser la gente que vive en Escocia la que tenga derecho a decidir cómo nos recuperamos de la pandemia y qué tipo de país queremos construir después de la crisis», dijo en un comunicado.

La celebración de una consulta en Escocia, en todo caso, estaría supeditada al visto bueno del Gobierno británico, que debería darle respaldo, bajo el actual marco legal, como hizo hace siete años.

Hasta la fecha, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha descartado la posibilidad de dar ese paso.

En 2014, Escocia de 5,5 millones de habitantes decidió por un 55% permanecer integrada en el Reino Unido. En aquella ocasión el principal argumento contra la independencia fue el riesgo de quedar fuera de la Unión Europea (UE).

Otro artículo de interés: Julio mes clave para Brexit

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s