Fraude y estafa periodística de BBC de Londres

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Diana, princesa de Gales / Foto: Robert Sullivan

Lectura: 7 minutos

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnston, reclamó a la BBC a tomar medidas ante la corrupción periodística que ha revelado un informe independiente sobre la entrevista del ente público con la ya desaparecida princesa Diana.

«Espero que la BBC tome todos los pasos necesarios para asegurar que nada semejante vuelva a suceder», declaró a la corporación pública de radio, televisión y digital el jefe de gobierno.

Los príncipes Harry y William denunciaron, en sucesivos comunicados emitidos la víspera, la falsa artimaña utilizada por el ahora experiodista de la BBC, Martin Bashir, para lograr entrevistar en exclusiva a Diana, en 1995.

«Obviamente, me preocupan las conclusiones del informe de lord Dyson, y solo puedo imaginar los sentimientos de la familia real [al respecto]», declaró Johnson a los medios durante una visita a la base naval de Portsmouth.

John Dyson, que fue miembro del panel de jueces del Tribunal Supremo británico y ahora ocupa escaño en la cámara de los Lores, también criticó la trama de silencio y encubrimiento de las irregularidades que adoptó la BBC en los 25 años transcurridos desde la famosa entrevista de lady Di sobre sus problemas maritales.

Por otro lado, Scotland Yard confirmó este 21 de mayo su intención de abrir una investigación del caso.

«Es una tristeza indescriptible saber que los fallos de la BBC contribuyeron significativamente en el miedo, la paranoia y el aislamiento que recuerdo de los años finales de mi madre», afirmó el duque de Cambridge.

Su hermano menor, duque de Sussex, relacionó la muerte de la princesa con el «efecto dominó de una cultura de explotación y prácticas nada éticas», que aún perdura y «es más grande que un único medio, una red o una publicación».

«Nuestra madre perdió la vida por eso y nada ha cambiado», protestó el príncipe Harry en su comunicado.

William, a su vez, sostiene que «la forma engañosa» que utilizó Bashir para acceder y ganar la confianza de la princesa de Gales «influyó sustancialmente en lo que mi madre dijo» en su grabación con la BBC.

«La entrevista contribuyó enormemente a empeorar la relación de mis padres y desde entonces ha hecho incontable daño a otros», denunció el primogénito del heredero al trono británico.

Bashir engañó al hermano de Diana, Charles Spencer, mostrándole unos cheques falsos con los que pretendía demostrar que el entorno de la princesa cobraba dinero por información personal que filtraba a la prensa y los servicios secretos.

El truco funcionó y el ahora Lord Spencer organizó una cita entre el reportero y su hermana, según confirma el exjuez.

Este primer encuentro conduciría a la sesión grababa ante las cámaras de la BBC en la que la princesa desveló que «somos tres en este matrimonio», en referencia a la infidelidad de su marido, Charles, con su ahora esposa Camila.

«Su comportamiento fue una grave violación de las normas de la BBC», declara lord Dyson sobre el periodista.

El destacado jurista acepta, al mismo tiempo, que lady Di «probablemente» hubiera aceptado una propuesta de la BBC «sin la intervención del señor Bashir».

El informe critica a la corporación estatal de actuar «por debajo de los más altos criterios de integridad y transparencia» en la gestión e investigación de un escándalo, que 25 años después resquebraja su reconocido prestigio internacional y puede costarle su reputada independencia.

Lord Tony Hall renunció este sábado 22 de mayo a su cargo como presidente de la Galería Nacional del Reino Unido en el torbellino de la crisis de la BBC por las graves irregularidades destapadas sobre la entrevista con Diana, princesa de Gales, de 1995.

«He dimitido hoy como presidente de la Galería Nacional», confirmó en un comunicado emitido a través de la pinacoteca que preside desde julio de 2020.

Hall era el director ejecutivo de noticias durante la gestión de la nota exclusiva con Lady Di, que se obtuvo con métodos «engañosos», según concluyó el exjuez Lord Dyson en su investigación independiente del fiasco.

El informe del ya retirado juez del Supremo británico reprocha además la «inefectiva» investigación que Hall efectuó cuando surgieron dudas sobre la ahora confirmada operación fraudulenta del experiodista de la BBC Martin Bashir para asegurar su exclusiva mundial.

Hall llegó a ser posteriormente director general de la corporación de televisión, radio y digital, posición que dejó en el 2020.

«Siempre he tenido un fuerte sentido del servicio público y me resulta obvio que continuar en mi papel sería una distracción para una institución que respeto profundamente», señaló en su nota de dimisión.

El exmagistrado Dyson afirmó, entre otras conclusiones sobre el caso, que la BBC actuó «por debajo de sus altos estándares de integridad y transparencia, que son su sello de identidad».

Hall reiteró su disculpa por eventos que sucedieron hace 25 años y subrayó que «el liderazgo significa aceptar la responsabilidad».

El príncipe William criticó severamente a la BBC por los errores cometidos hace 25 años con la entrevista que le hizo a la princesa Diana y los culpó de avivar la paranoia de su madre y empeorar la relación entre sus padres.

William emitió las fuertes declaraciones frente al palacio de Kensington, poco después de que una investigación independiente encontrara que el experiodista de la BBC Martin Bashir actuó de manera «engañosa» y falsificó documentos para lograr la entrevista.

Dijo que su madre no sólo fue defraudada por «un reportero canalla» sino por los jefes de la BBC.

Lo que «más entristece» es que Diana nunca supo que había sido engañada, expresó el príncipe. Su hermano, Harry duque de Sussex, dijo en un comunicado separado que «la reacción en cadena de una cultura de explotación y comportamiento inmoral» finalmente cobraron la vida de su madre.

La BBC no alcanzó «altos estándares de integridad y transparencia» en la entrevista que hizo el periodista Martin Bashir a la princesa Diana en 1995, según una investigación independiente hecha pública este jueves.

La investigación concluyó que Bashir actuó de manera «engañosa» y falsificó documentos para lograr el encuentro con la princesa de Gales.

También señala que la propia investigación interna que hizo la BBC en 1996 sobre lo sucedido fue «lamentablemente ineficaz».

Tanto la BBC como Bashir pidieron disculpas.

El príncipe William, hijo de Diana Spencer y Carlos de Inglaterra, afirmó que a su madre le fallaron no solo un «reportero canalla», sino también los responsables de la BBC entonces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s