Amplio acuerdo entre Corea del Sur con Estados Unidos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: U.S. Department of State

Lectura: 6 minutos

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su par de Corea del Sur, Moon Jae-in, expresaron el viernes la decisión de interactuar con Pyongyang, reafirmando el objetivo de desnuclearizar la península de Corea.

Moon es el segundo líder extranjero, después del primer ministro japonés Yoshihide Suga en abril, en realizar una visita oficial de trabajo a la Casa Blanca desde que Biden asumiera el cargo.

Durante una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca después de su reunión, Biden dijo que él y Moon discutieron el enfoque compartido hacia la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

«Nuestras dos naciones también comparten la voluntad de interactuar diplomáticamente con la RPDC y tomar medidas pragmáticas que reduzcan las tensiones a medida que avanzamos hacia nuestro objetivo final de desnuclearización de la península coreana», dijo.

«No nos hacemos ilusiones sobre la dificultad, absolutamente ninguna», dijo Biden a los periodistas. «Y las últimas cuatro Administraciones no han logrado el objetivo. Es una meta increíblemente difícil».

Biden anunció que el diplomático de carrera Sung Kim actuará como enviado especial de Estados Unidos para la RPDC en pos de impulsar los esfuerzos diplomáticos.

Moon, en sus comentarios, llamó al logro de la desnuclearización completa y la paz permanente en la península de Corea como la «tarea común más urgente» que los dos aliados deben emprender.

Señaló que Biden expresó su apoyo al diálogo y la cooperación intercoreanos. «En estrecha cooperación con EE. UU., trabajaremos para facilitar el progreso en las relaciones intercoreanas, a fin de lograr un ciclo virtuoso de la mano del diálogo entre Estados Unidos y RPDC».

Biden no descartó una reunión con el líder de la RPDC, Kim Jong Un, pero subrayó que una condición previa al encuentro sería el compromiso de Pyongyang de discutir acerca de sus armas nucleares.

Los dos mandatarios también hablaron sobre cooperar en temas de seguridad regional, tecnología emergente, cambio climático y vacunas contra la COVID-19.

Los dos países acordaron establecer una asociación integral de vacunas, y Estados Unidos proporcionará dosis para 550.000 soldados surcoreanos que trabajan en estrecho contacto con las fuerzas estadounidenses.

A finales de abril, la Administración Biden completó su revisión de la política hacia la RPDC. La Casa Blanca dijo que contactó a Pyongyang a través de varios canales, pero aún no había recibido respuesta.

Kim Jong Un y el expresidente estadounidense Donald Trump celebraron su primera cumbre en Singapur en junio de 2018, acordando una completa desnuclearización y un acuerdo de paz duradera en la península de Corea.

Las conversaciones de desnuclearización entre Pyongyang y Washington se han estancado desde que la segunda cumbre Kim-Trump terminara sin acuerdo en febrero de 2019 en Hanói, capital de Vietnam.

Estados Unidos y Corea del Sur están profundamente preocupados por el tema de la desnuclearización de Corea del Norte y están dispuestos a reducir las tensiones a través de medidas diplomáticas, advirtió el presidente Biden.

«Hablamos sobre el enfoque compartido hacia la República Popular Democrática de Corea (RPDC, por su sigla en inglés) y la continua amenaza de los programas nucleares y de misiles; mi equipo consultó estrechamente con el equipo del presidente Moon durante todo el proceso de revisión de la RPDC, y ambos estamos profundamente preocupados», manifestó Biden.

Agregó que ambas naciones comparten la voluntad de comprometerse diplomáticamente con la RPDC para tomar medidas pragmáticas que reduzcan las tensiones «a medida que avanzamos hacia el objetivo final de la desnuclearización de la península de Corea».

EE. UU. y Corea del Sur trabajaron en estrecha colaboración para la revisión de la política sobre Corea del Norte de parte del nuevo Gobierno del país norteamericano, añadió el presidente surcoreano.

«Recientemente, la administración [del presidente de EE. UU., Joe] Biden, concluyó la revisión de su política sobre Corea del Norte, elaborada en base a acuerdos logrados en el pasado ─incluyendo el Comunicado Conjunto de Singapur─, al tiempo que llevaron adelante un acercamiento práctico y calibrado para buscar la diplomacia respecto a Corea del Norte», dijo.

Moon añadió que la política de EE. UU. sobre Corea del Norte va en una dirección que Seúl «celebra».

Además, el presidente estadounidense anunció la designación del diplomático Sung Kim, embajador en Filipinas, como enviado especial para Corea del Norte. «Me complace anunciar que el embajador Sung Kim, un diplomático de carrera con una profunda experiencia en políticas, servirá como enviado especial de EE. UU. para la RPDC [Corea del Norte]», dijo Biden.

Biden reiteró su voluntad de comprometerse diplomáticamente con Corea del Norte «para tomar medidas pragmáticas que reduzcan las tensiones a medida que avanzamos hacia nuestro objetivo final de desnuclearización de la península de Corea».

Estados Unidos y Corea del Sur reforzarán su cooperación en una serie de trabajos civiles, incluyendo el desarrollo de redes 5G, plantas de energía nuclear y la exploración espacial, dijo el presidente del país asiático.

«(Corea del Sur) y Estados Unidos, en respuesta a la era pos-COVID-19, planean fortalecer su cooperación en la exploración espacial civil, la red 5G y la energía verde para asegurar la competitividad global (…)», dijo Moon.

Además, añadió que se asociarán para unirse «al avance en el mercado de las centrales nucleares en el extranjero».

Estados Unidos y Corea del Sur acordaron tambien establecer una cooperación integral para aumentar el suministro mundial de vacunas contra el COVID-19, dijo Moon Jae-in.

«Habrá una asociación integral que se establecerá entre nuestras dos naciones. Ha habido un acuerdo entre nuestras dos partes al respecto. Estados Unidos tiene la capacidad de desarrollar vacunas y las empresas coreanas tienen la capacidad de producir biomedicinas», dijo Moon.

El presidente de EE. UU., Joe Biden, anunció que su Gobierno dará unas 550.000 vacunas contra el COVID-19 a soldados, marinos y aviadores de las Fuerzas Armada de Corea del Sur que trabajan en estrecho contacto con militares estadounidenses.

«Daremos vacunación completa para los 550.000 militares de las fuerzas coreanas que trabajan diariamente con fuerzas estadounidenses, tanto por su bien como por el bien de los soldados (de EE. UU.)», dijo el presidente de EE. UU.

Otro artículo de interés: Reunión tripartita para frenar carrera bélica del coreano Kim

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s