Policía allana diario Confidencial en Managua

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Carlos Fernando Chamorro, director de Confidencial / Foto: Confidencial

Lectura: 5 minutos

Los ataques a la libertad de prensa ─y otras─ por parte del gobierno sandinista de Nicaragua son habituales y permanentes, pero el último rebasó los límites conocidos hasta ahora. El allanamiento al diario Confidencial en Managua es la punta el iceberg, nadie sabe como continuarán los ataques del gobierno del presidente Ortega, aliado del castrismo cubano y del regimen venezolano.

Irrumpieron a gritos preguntando: «Dónde están los golpistas, aquí se reúnen los golpistas», así ingresaron decenas de oficiales de la Policía nicaragüense a la redacción del medio digital Confidencial, allanado la mañana de este jueves 20 de mayo en sus oficinas, ubicadas en un edificio privado de Managua.

Elmer Rivas llegó tan solo cinco minutos después al edificio donde se encontraban las oficinas de su centro de trabajo Confidencial, donde trabaja como productor de los programas Esta Noche y Esta Semana.

Previo a ello, se había intentado comunicar con Leonel Gutiérrez, un camarógrafo con más de dos décadas trabajando en Confidencial para saber cómo estaba «la situación».

«Fue todo confuso. Cuando entré al centro corporativo y vi el edificio rodeado de policías, supe claramente que era un operativo dirigido hacia nosotros. Leonel ya no me contestaba las llamadas y le apagaron el teléfono. Estuve un tiempo ahí, viendo de largo, y tuve que irme», relató Rivas a laVoa

El camarógrafo Gutiérrez era la única persona que se encontraba del equipo de Confidencial en esos momentos por lo que fue detenido y trasladado en una patrulla policial a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), donde fue interrogado por casi siete horas.

La sensación de allanamiento, Elmer la describe como impotencia. «Estaban tratando de sabotear nuestro trabajo, y especialmente me preocupaba la integridad de Leonel Gutiérrez, nuestro colega», comenta.

Al enterarse de la noticia, el director de Confidencial, Carlos Fernando Chamorro demandó la liberación del camarógrafo y condenó el allanamiento que se realizó sin ningún tipo de orden judicial.

«Esta es la segunda vez que la dictadura lanza un ataque frontal contra este medio de comunicación, que fue asaltado ilegalmente la madrugada del 13 de diciembre de 2018, entonces, nos robaron todo», denunció Chamorro a través de una transmisión en Facebook.

A su vez indicó que pese a ello «no nos van a callar, pueden robarse otras cámaras de televisión, otros accesorios, pueden ocupar un recinto donde nosotros habíamos hecho algunas producciones, pero vamos a seguir informando, no van a callar a nuestros periodistas».

«Nuestra redacción está en el compromiso de los periodistas desde informar desde donde nosotros podemos reportar, analizar e investigar. Esa es la redacción de Confidencial», dijo.

Elmer Rivas, quien ha vivido los dos allanamientos del medio señala que en esta ocasión al igual que la primera vez «barrieron con todo».

«Se llevaron cerca de cuatro computadoras, teníamos un estudio con cámaras, dos set de luces, un tricaster de producción de TV, micrófonos… mascarillas, alcohol gel, accesorios personales de periodistas, carnés de identificación de periodistas… se llevaron todo. Hasta los escritorios quisieron llevarse, y luego los dejaron», lamentó Elmer.

Los medios de comunicación que intentaron dar cobertura al allanamiento fueron perseguidos por agentes policiales, incluidos reporteros de agencias internacionales, como la agencia AFP.

Luis Sequeira de AFP, denunció que los agentes policiales le borraron todos los clips de video que había grabado en su teléfono; al igual que intentó hacer con otros reporteros que huyeron en ese momento.

«No es una cosa que la policía debería hacer. Soy periodista y ese no es su trabajo, perseguir periodistas», dijo Sequeira.

Por su parte María Lilly Delgado, de la cadena Univisión, relató que cuando estaba llegando con su auto, un grupo de periodistas estaba corriendo.

«Era algo confuso. No teníamos tiempos de preguntar, lo que hicimos fue grabar desde el vehículo y ahí captamos cuando detenían a nuestro colega Luis Sequeira, de AFP lo detienen. Los periodistas lo hacemos es nuestro trabajo que es informar», añadió Delgado.

El allanamiento de Confidencial se dio al mismo tiempo que el Ministerio de Gobernación, encargado de fiscalizar a las organizaciones no gubernamentales, emitió un comunicado de prensa donde señaló que la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que fue dirigida por su hermana Cristiana Chamorro, «incumplió gravemente con informes financieros».

Sin embargo Carlos Fernando Chamorro aclaró en su sitio web Confidencial, que la Fundación Violeta Barrios no tiene ningún tipo de relación con los medios de comunicación independientes que dirige.

Desde la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), encargada de velar por los derechos y libertades de los periodistas en toda la región, critican el «ensañamiento contra la prensa crítica en Nicaragua» que se ha registrado en los últimos tiempos en el país y que el jueves se volvió a «evidenciar» con el allanamiento a la redacción de Confidencial.

Otro artículo de interés: Ortega prepara plan electoral para eliminar oposición en Nicaragua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s