Mejoran perspectivas económicas globales según Banco Mundial

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente del Banco Mundial, David Malpass / Foto: World Bank Photo Collection

Lectura: 5 minutos

El nuevo reporte semestral de perspectivas económicas del Banco Mundial presentado el martes asegura que la economía global crecerá un 5,6 por ciento este año 2021, por encima del 4 por ciento previsto en enero, aunque lo hará de manera desigual con un fuerte rebote de Estados Unidos y China, en plena recuperación tras la crisis desatada por el coronavirus.

Como contrapartida, las economías emergentes tendrán una expansión más débil.

«Aunque damos la bienvenida a las señales de recuperación global, la pandemia continúa imponiendo pobreza y desigualdad en la gente de los países en desarrollo en todo el mundo», señaló David Malpass, presidente del Banco Mundial.

«La reanudación del crecimiento a corto plazo no puede compensar la pobreza que la pandemia ha infligido a los más pobres y su impacto desproporcionado en los grupos vulnerables», añadió.

La entidad estima que los países más pobres tardarán años en recuperar el terreno perdido, y recomendó tomar medidas para acelerar el paso. «Los esfuerzos coordinados a nivel mundial son esenciales para acelerar la distribución de vacunas y el alivio de la deuda, en particular para los países de bajos ingresos», sostuvo Malpass al presentar el informe.

Se espera que cerca del 90 por ciento de las economías avanzadas retomen sus ingresos per cápita en 2022, proceso que será más lento en los mercados emergentes.

La economía de Estados Unidos registrará una expansión del 6,8 por ciento este año, tras la contracción del 3,5 por ciento en 2020; China lo hará un 8,5 por ciento, mientras que la zona euro crecerá este año un 4,2 por ciento (-6,6 por ciento en 2020).

En el caso de América Latina, el BM prevé un repunte del 5,2 por ciento este año, por encima de las previsiones del 3,2 por ciento de hace seis meses, aunque matiza que dependerá del «progreso en la vacunación, la relajación de las medidas de restricción y un aumento de los precios de las materias primas», entre otros factores.

Para 2022, en tanto, estima un crecimiento en la región del 2,9 por ciento.

Las previsiones del Banco Mundial para el año 2021, divulgadas a principios del año, en su primer informe anual, presentaban un diagnóstico pesimista de la economía global, afectada por la pandemia.

Según la entidad, la recuperación dependerá de la rapidez con que sean desplegadas las campañas de vacunación. Asimismo, advirtió del riesgo que corren los países emergentes de vivir una nueva «década perdida».

Según el informe del BM en enero, en 2021 se esperaba un crecimiento de la economía del 4 por ciento, ligeramente inferior a la estimación presentada el junio pasado. Esta baja se explica por el desarrollo del coronavirus en el mundo, con aumento de casos y surgimiento de mutaciones, lo que ha llevado a imponer nuevas restricciones que perturban una actividad económica ya bastante afectada.

«Es probable que la recuperación sea moderada, a menos que los encargados de la formulación de políticas actúen con decisión para controlar la pandemia y apliquen reformas que aumenten las inversiones», advertía la institución, que cree que «las perspectivas a corto plazo siguen siendo muy inciertas».

El escenario más pesimista es que, si no avanzan las campañas de vacunación y aumenta el número de contagios, el crecimiento económico alcance apenas un 1,6 por ciento.

Para Latinoamérica y el Caribe, el organismo multilateral mencionaba en aquel momento una expansión económica del 3,7 por ciento este año, mejorando su previsión anterior de un crecimiento de 2,8 por ciento para la región, publicada en junio del 2020.

A juicio del BM, esto será posible a medida «que se flexibilicen las iniciativas para mitigar la pandemia, se distribuyan vacunas, se estabilicen los precios de los principales productos básicos y mejoren las condiciones externas».

Hubo también un mensaje para las economías emergentes: «La pandemia ha exacerbado enormemente los riesgos de la deuda en los mercados emergentes y las economías en desarrollo; es probable que las débiles perspectivas de crecimiento aumenten aún más la carga y erosionen la capacidad de servicio de la deuda», aseguró Ayhan Kose, vicepresidente interino de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del organismo.

Para Estados Unidos, el Banco Mundial espera un crecimiento del 3,5 por ciento en 2021, 0,5 puntos porcentuales menos que la previsión anterior. Para la zona euro, en tanto, espera una expansión de 3,6 por ciento, tras una caída de 7,4 por ciento en 2020. Buena parte del crecimiento económico estará impulsado, sin embargo, por China, que debería aumentar su PIB un 7,9 por ciento en 2021.

El informe actual mejora sensiblemente las perspectivas economicas globales, probablemente como consecuencia de un avance destacado en el combate con la pandemia, segun diversos expertos internacionales.

Otro artículo de interés: Encuentro mundial para superar crisis laboral pospandemia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s