Plan de Washington para aliviar deuda de países pobres

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: World Bank Photo Collection

Lectura: 4 minutos

La secretaria de Tesoro de Estados Unidos., Janet Yellen, pidió el jueves al Congreso aprobar fondos para los organismos multilaterales que ayude a financiar programas de alivio de deuda para países de bajos ingresos.

Yellen expuso a legisladores que EE. UU. ha acumulado 2.700 millones de dólares en «compromisos no cumplidos» con instituciones como el Banco Mundial y el Banco Africano de Desarrollo.

«Sin nuevos fondos, EE. UU. podría forzar el retraso de del proceso de deuda multilateral bajo el marco común», dijo la secretaria en una audiencia ante la Subcomisión de Apropiaciones de la Cámara de Representantes.

Yellen explicó a los legisladores que en la audiencia que, en el presupuesto para el año fiscal 2022 propuesto por el gobierno del presidente Joe Biden, se incluyen las contribuciones a las multilaterales.

El presupuesto también incluye aproximadamente mil millones de dólares para ayudar a los países «en desarrollo a adaptarse al cambio climático», aseguró la directora del Tesoro.

«Va a ser mucho más difícil enfrentar amenazas globales para la seguridad, como el cambio climático, se gran parte del mundo no puede hacer el esfuerzo para transformar sus economías a sostenibles», aseguró.

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional pidieron a los países del G20, del que forma parte EE. UU., establecer un plan de suspensión de deuda, para ayudar a los países de menos ingresos a «concentrar sus recursos en lucha contra la pandemia». El plan beneficia a 73 países del mundo, incluyendo Honduras y Nicaragua.

Para diseñar una respuesta global a la crisis del coronavirus hacía falta la participación de países que no eran donantes regulares, como China.

El grupo de las 20 primeras economías del mundo (G20), acordó miércoles una respuesta coordinada para suspender los pagos de la deuda a los países más pobres del mundo desde el 1 de mayo hasta el final del año.

La decisión es una moratoria que se aplicará por igual al capital y los intereses acumulados de las naciones que están endeudadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

Según un comunicado de los ministros de finanzas y gobernadores de los bancos centrales del G20, la medida abarcará también a los países menos desarrollados que actualmente tienen obligaciones de deuda con el FMI y el Banco Mundial.

«Estoy convencido de que los países pobres en todo el mundo necesitan apoyo y debe garantizarse una moratoria a su deuda», dijo el ministro de Finanzas de Alemania, Olaf Scholz a la agencia Reuters antes de la reunión.

Scholz opinó que los esfuerzos requieren una cooperación internacional, más allá de los países contribuidores tradicionales y señaló que la ayuda de China es crucial en este momento.

La medida es parte de los esfuerzos para inyectar un estímulo a la economía mundial, que ha quedado deprimida por las restricciones impuestas a las empresas y las personas por el coronavirus, y amenaza con caer la peor recesión desde la Gran Depresión de la década de 1930.

La directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el jefe del Banco Mundial, David Malpass, elogiaron el acuerdo.

Georgieva dijo que el FMI estaba buscando «urgentemente» unos 18.000 millones de dólares en nuevos recursos para el Fondo de Reducción de la Pobreza y el Crecimiento.

Los líderes del G20 también pidieron a los acreedores privados que participen en la iniciativa «en términos comparables».

Otro artículo de interés: Más recursos para deuda histórica de países emergentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s