Polémico debate en Estados Unidos sobre inflación y gasto público

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ex secretario del Tesoro norteamericano, Lawrence H. Summers / Foto: World Economic Forum

Lectura: 5 minutos

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, y uno de sus predecesores, Lawrence Summers, están enfrentados en una batalla de política económica alrededor de la inflación y el gasto público.

Esta vez, los dos celebrados economistas están encontrados en el tema de los gastos del gobierno junto a la tasa de interés de casi cero como motores del peligro de una inflación sin control.

Con la inflación en aumento en los últimos meses, Summers está expresando preocupaciones sobre el alza de los precios, mientras que Yellen ha dado su respaldo a la creencia de la Reserva Federal de que los estímulos adicionales son justificados para regresar a la economía a un empleo pleno, y que las presiones inflacionarias serán temporales.

La Reserva Federal hizo temblar a los mercados la semana pasada al sugerir un posible aumento ligero de las tasas de interés en 2023 y tomar otras medidas de restricción de la política monetaria probablemente un poco antes.

Summers, un expresidente de la Universidad de Harvard conocido por una cierta falta de diplomacia al describir a quienes discrepan con él, ofreció una especie de cumplido a la Fed por su decisión.

«Aplaudo los limitados esfuerzos de la Fed por su visión de la realidad y la aceptación en aumento de que este sobrecalentamiento necesitará una respuesta de política monetaria», dijo Summers el lunes en el Foro Económico de Qatar.

«El pronóstico de la Fed, la Casa Blanca y casi todo el consenso de economistas profesionales en febrero fue que tendríamos una inflación un poco por encima del 2%», dijo Summers. «Este año, ya tenemos más inflación en los primeros cinco meses. Eso sugiere que algunos deben modificar sus pronósticos».

En su opinión, «fueron sus errores de pensamiento los que los llevaron a equivocarse tanto en sus pronósticos».

El debate está centrado en cómo Estados Unidos debe manejar la recuperación de la recesión causada por la pandemia de COVID-19.

Durante los primeros seis meses de la administración Biden, Yellen y su sucesor en la Fed, Jerome Powell, han supervisado una política que inyectó billones de dólares en gastos del gobierno para respaldar financieramente a la población e invertir en infraestructura y asuntos sociales.

Summers ha sido implacable en sus críticas al exceso de gastos, por temores de causarían inflación, y una vez más provocó la ira de los demócratas liberales que piden más gastos del gobierno.

«Estas son las políticas macroeconómicas fiscales menos responsables que hemos tenido en al menos 40 años», dijo Summers en marzo, después de la aprobación de un elevado paquete de estímulos.

Yellen, por su parte, ha trazado un curso para la administración Biden que no incluye los temores de Summers.

«En Estados Unidos ha habido factores transitorios que en el pasado aumentaron la inflación sin afectar la tasa de inflación subyacente y factores que la disminuyeron que también han sido transitorios», dijo Yellen este mes. «Genuinamente creo que la política debe considerar los factores transitorios».

En la última década hubo un cambio pronunciado en la forma en que los planificadores económicos de Estados Unidos abordaron el tema de la inflación.

La Fed ahora cree en la «meta de inflación promedio», lo que quiere decir que usa las herramientas a su disposición para tratar de que la inflación fluctúe en un promedio de alrededor de un 2%. Es decir, que permite que suba algunas veces y baje otras, siempre que se mantenga cerca del 2%.

En un testimonio el martes ante el Congreso, Powell admitió que la inflación aumentó en los últimos meses, pero no sugirió que él, Yellen u otros que administran la recuperación para el gobierno estén planeando un cambio drástico de política en el futuro cercano.

Powell dijo que parte del cambio en la inflación está explicado por el calendario, ya que los meses de baja inflación al principio de la pandemia no se calcularon para la tasa anual.

Otros factores incluyeron los que él y otros en la Fed señalaban todo el tiempo, como «el repunte de los gastos mientras la economía sigue reabriendo, y los cuellos de botella en la cadena de suministros, que han limitado a corto plazo la respuesta rápida de la producción en algunos sectores».

Otro artículo de interés: Tasas de interés al alza en Estados Unidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s