Enérgico rechazo de Irlanda al proyecto de impuesto global

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ministro de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe / Foto: Bundesministerium für Finanzen

Lectura: 4 minutos

Irlanda no se adherirá a los planes de reforma fiscal mundial, afirmó el ministro de Finanzas irlandés Paschal Donohoe, consolidando la resistencia del país a esta medida impulsada por el presidente de EE. UU. Joe Biden y el G20.

«Lo que está sobre la mesa en este momento es un acuerdo del que Irlanda no puede formar parte», declaró a la radiotelevisión pública irlandesa RTE.

Irlanda, que aplica un 12,5% al impuesto de sociedades y es considerada por algunos como un «paraíso fiscal», no apoyará los planes tal y como están, afirmó Donohoe. Unos 132 países han dado ya su visto bueno a reformas en materia de fiscalidad internacional que incluyen un impuesto de sociedades mínimo del 15%.

El plan está liderado por Estados Unidos, cuya secretaria del Tesoro, Janet Yellen, denunció la erosión de los ingresos nacionales por «treinta años de carrera a la baja en los impuestos de sociedades». Y su último gran impulso lo recibió con el apoyo de los países del G20, que agrupa a los más industrializados del mundo.

«Estamos comprometidos a negociar para ver si podemos entrar en el acuerdo en algún momento, pero yo defiendo el 12,5%», agregó, subrayando que «ha sido una característica clave de nuestra política económica desde hace décadas».

El diario Irish Examiner había afirmado que el gobierno de Dublín planeaba renunciar a su tipo del 12,5% ─que ha atraído a numerosas empresas tecnológicas y farmacéuticas estadounidenses instaladas en Irlanda─ como parte de un nuevo acuerdo fiscal de la OCDE en octubre, por temor a verse excluido de la escena internacional.

«Irlanda seguirá defendiendo el derecho de los países pequeños a conservar alguna ventaja competitiva, pero no queremos ser un país atípico en lo que respecta a un acuerdo fiscal mundial», declaró al periódico una fuente gubernamental. Aceptar la propuesta del 15% crearía «problemas» para «las personas que han invertido en nuestra economía y tienen expectativas respecto a la previsibilidad de nuestra tasa en el futuro», afirmó hoy Donohoe.

El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, fue el responsable de anunciar que el G20 ha llegado a un acuerdo para respaldar el mecanismo de fiscalidad para multinacionales consensuado el 1 de julio por la mayoría de países que forman parte del llamado marco inclusivo de la OCDE.

«Los países del G20 se han puesto aquí de acuerdo en que quieren abordar un nuevo orden tributario internacional», dijo Scholz en declaraciones a los medios acreditados en Venecia, donde se desarrolló la reunión. Calificó de «gran momento histórico» el acuerdo en el marco del G20 y dijo que cuando se alcanzó el consenso «se rompió en un aplauso» en la sala, porque «todo el mundo entendía que algo grande estaba pasando».

Los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales del G20 se reunieron durante dos días en Venecia y alcanzaron un acuerdo político para aprobar este sistema, que tratará de evitar que las multinacionales evadan impuestos o desvíen sus beneficios a paraísos fiscales.

El sistema se basa en dos pilares, el modo de asignar un porcentaje de los beneficios de las empresas, en particular de las digitales, a ciertas jurisdicciones para que paguen impuestos donde operan aunque no tengan presencia física; y en la aplicación de un tipo mínimo del impuesto de sociedades de, al menos, el 15% a las empresas con una facturación como poco de 750 millones de euros.

Los ministros, según afirmaron fuentes de la negociación, acordaron también lanzar un llamamiento a los países rebeldes, debido a que la declaración ha sido firmada hasta el momento por 131 de los 139 miembros del grupo de trabajo de la OCDE que agrupa a países avanzados y emergentes.

«Estoy absolutamente seguro de que habrá un acuerdo en octubre», afirmó el ministro alemán al ser preguntado el bloque de rechazo, convencido del poder de arrastre que tiene el G20, que representa «el 90% del (producto interior bruto) PIB global».

Otro artículo de interés: Yellen insiste en conseguir acuerdo global impositivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s