Maestro rural y marxista, Pedro Castillo nuevo presidente de Perú

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Nuevo presidente peruano, Pedro Castillo / Foto: Presidencia Perú

Lectura: 4 minutos

Incertidumbre es la mejor calificación para esta nueva etapa institucional del país que ha provocado asombro en las últimas tres décadas por el sostenido crecimiento económico global y del pbi individual, de acuerdo con cifras oficiales de los organismos financieros multilaterales.

Perú cumple 200 años de independencia con un nuevo gobierno bajo el liderazgo de un maestro rural de tendencia marxista, según sus propias definiciones, en medio de los estragos de la pandemia del coronavirus y la esperanza e incertidumbre que generan las promesas de cambio del nuevo presidente.

La llegada del líder sindical de 51 años al sillón presidencial tiene una potente carga simbólica al conmemorarse el Bicentenario, es la primera vez que alguien de la zona andina, ajeno a las élites políticas, llega a la Presidencia.

Los que apoyaron a la candidata derrotada, la líder del frente de centroderecha Keiko Fujimori, hicieron todo lo posible para dilatar la proclamación de Castillo como ganador de las elecciones donde la diferencia de votos fue mínima.

El gran crecimiento económico del país andino en las últimas décadas hizo que, por ejemplo, la pobreza se redujera del 55% al 22%, según datos de la CEPAL.

Sin embargo, el COVID-19 terminó mostrando un crecimiento desigual ─en opinión la DW─ y, especialmente, la precariedad del sistema sanitario, convirtiendo a Perú, con casi 200 mil fallecidos, en uno de los países más golpeados por la pandemia a nivel mundial.

Castillo ha prometido reformas profundas, empezando por un cambio de Constitución. Pero el hecho de que a horas de asumir no hubiera revelado la composición de su gabinete ministerial, despertaba suspicacias en la clase política.

Desde un comienzo, Castillo basó su propuesta de una nueva Constitución en la necesidad de que el Estado tenga mayor intervención en la economía. Según él, el libre mercado sería responsable de las desigualdades entre los más ricos y los más pobres a pesar del crecimiento que ha tenido el país en los últimos 30 años.

«Castillo tendrá una tarea bastante complicada al asumir el Gobierno en una de las peores crisis de nuestra historia republicana. Su prioridades a corto plazo deben ser: seguir con el ritmo de vacunación, que ha levantado los ánimos del país, la reactivación económica y el retorno de los niños a las escuelas después de dos años perdidos», señala a DW la politóloga peruana Denisse Rodríguez-Olivari, de la Universidad Humboldt de Berlín.

Después de haber tratado de moderar su propuesta de una nueva Carta Magna durante la recta final de las elecciones, diciendo que solo sería en consenso con el Parlamento, donde su partido Perú Libre solo cuenta con 37 de 130 escaños, Castillo anunció en Twitter que pediría celebrar un referéndum para la instalación de una Asamblea Constituyente. Un plan que es rechazado abiertamente por la oposición.

El abogado constitucionalista peruano Luciano López, quien admite que la actual Constitución tiene defectos y requiere cambios, considera un «error» pedir ahora un referéndum:

«Para hacer reformas no se necesita una nueva Constitución. Sí se necesitan cambios profundos en dos capítulos: el referente a la estructura del Estado y el que contiene las garantías constitucionales. En esos podría haber consenso en el Parlamento, pero no en el capítulo del régimen económico. En la actividad empresarial del Estado ya hemos tenido experiencias nefastas. Castillo debería también recordar que la mayoría no votó por sus propuestas, sino contra el fujimorismo».

De ese modo también lo ve la mayoría de los ciudadanos, de acuerdo a una última encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP): un 61% de los consultados dijo esperar que el nuevo gobierno mantenga el modelo económico, pero con cambios, y solo un 23% quisiera una nueva Carta Magna.

La politóloga Rodríguez-Olivari coincide en que ahora no existen las condiciones adecuadas para una Asamblea Constituyente y piensa que Castillo debería ir «con cuidado». «Anunciar un referéndum es una maniobra política en la que se tiene que estar sumamente seguro que vas a ganar, como cuando el expresidente Martín Vizcarra lanzó en 2018 un referéndum para consultar sobre si los congresistas deberían ser reelegidos», recuerda la politóloga.

Otro artículo de interés: Junta electoral proclamó a Castillo en elecciones a presidente de Perú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s