Iglesia de Nicaragua bajo amenaza del régimen sandinista

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Jorge Mejía peralta

Lectura: 5 minutos

La eurodiputada española Soraya Rodríguez niega que su país conspire junto a obispos de Nicaragua contra el gobierno del presidente Daniel Ortega, como lo han denunciado algunos miembros del partido oficialista FSLN. La legisladora teme que la escalada represiva del gobierno alcance a los altos jerarcas de la Iglesia católica por ser de las voces más críticas a la administración sandinista.

La representante del Partido Ciudadanos califica como «una farsa», las elecciones presidenciales y legislativas que se realizarán el próximo 7 de noviembre, donde el actual presidente Daniel Ortega participará sin competencia, porque hace unas semanas el Poder Electoral eliminó al único partido opositor que quedaba en el país, y la Corte Suprema de Justicia mantiene bajo prisión a 7 precandidatos, acusados de «traición a la patria».

En entrevista con la Voz de América, Rodríguez advierte que, a su juicio, el Parlamento Europeo no reconocerá los resultados de las elecciones de Nicaragua y que la comunidad internacional ejercerá mayor presión a la administración sandinista para que en el país centroamericano se reestablezca la democracia y el respeto a los derechos humanos.

La diputada respondió a la consulta ¿cómo se observa desde el Parlamento Europeo la cancelación del único partido de oposición que quedaba en el país y que ahora queda fuera del proceso electoral?

«La verdad es que con una enorme tristeza y una enorme preocupación, porque efectivamente como usted acaba de señalar, era el único partido de la oposición que quedaba de ser ilegalizado, sus líderes encarcelados y por lo tanto creo que es el final, de lo que podríamos llamar proceso electoral y que ya no lo es, simplemente».

La semana pasada el diario La Prensa fue tomado por la fuerza pública y ahora es investigado por el supuesto delito de defraudación aduanera y lavado de dinero. ¿Ustedes creen el discurso del oficialismo?

«No, por supuesto que no, sabemos que es el final de la escalada del terror que el régimen Ortega, creo que ya podemos hablar claramente, la dictadura que Ortega ha instalado en el país. Como usted sabe, desde el Parlamento Europeo hemos sido muy críticos con la aprobación de toda una legislación nacional, como la Ley de Ciberdelitos, la Ley 1055 aprobada el pasado mes de diciembre en el 2020, porque observábamos que todo este marco electoral iba a ser utilizado para una persecución interna de toda oposición al régimen de Ortega. Más de 140 presos políticos en Nicaragua, todos los líderes y posibles candidatos en un proceso electoral detenidos y la persecución a la prensa libre».

«Creo que efectivamente, el secuestro, el allanamiento de La Prensa es uno de los elementos finales de este proceso y de esta ola de terror y persecución que el régimen Ortega ha desatado en el país, que ya desató en abril de 2018 con las revueltas y que no ha hecho más que incrementar. Y podemos decir ante esto, por eso le decía que lo observamos con una enorme preocupación, pero también con una enorme tristeza, que es una espiral de terror y de violencia que no nos permite ni mucho menos hablar de un proceso electoral, ni tan siquiera. Yo creo que llamar elecciones a lo que el régimen de Ortega sigue planteando para el próximo noviembre es incluso hacerle el juego. No es posible. No hay contexto. No puede haber unas elecciones libres y competitivas cuando nadie que no sea alguno de los partidos satélites del régimen pueda presentarse a estas elecciones».

«Los dictadores hacían de vez en cuando consultas electorales, pero ¿cómo llamamos a un proceso electoral en el que solamente el candidato del régimen puede presentarse con garantías? Desde luego no son elecciones democráticas y competitivas, si no existe oposición política en Nicaragua porque todos los líderes opositores han sido perseguidos, han sido detenidos de forma arbitraria, sin ningún tipo de garantías y hay 140 presos políticos en Nicaragua. Si se persiguen a los medios libres de información y de prensa, si se persigue cualquier movimiento de la sociedad civil. Y bueno, también como tengo que citarlo, con una enorme preocupación también y con una enorme tristeza, se ilegalizan organizaciones de desarrollo o oenegés en el país como se ha hecho también recientemente».

«Podemos decir que en Nicaragua no existe el más mínimo, la más mínima posibilidad de un ejercicio libre de los derechos civiles, de los derechos políticos. Por lo tanto no sé como llamarlo, pero desde luego no lo podemos llamar elecciones porque quien dice que quiere competir que quiere presentarse a esas elecciones, es perseguido, es encarcelado de forma arbitraria y sin el menor respeto de ninguno de sus derechos. Por lo tanto, creo que estamos en presencia de un proceso, de una farsa en la que incluso seguir llamándolo elecciones es contribuir a esta farsa del régimen Ortega, de la dictadura Ortega y Murillo».

Otro artículo de interés: Policía de Nicaragua allanó diario La Prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s