Economía de Brasil estancada según cifras oficiales

BRASIL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: U.S. Army Corps of Engineers Savannah District

Lectura: 4 minutos

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) informó este miércoles (01.09.2021) que la economía brasileña se mantuvo estable en el segundo trimestre, con una caída del 0,1 por ciento frente a los tres primeros meses del año, cuando el PIB avanzó un 1,2 por ciento, y permaneció en el nivel que tenía a finales de 2019, antes de la llegada de la pandemia del coronavirus al país.

La ligera bajada del producto interno bruto (PIB) estuvo en línea con los cálculos de los expertos, que ya preveían estabilidad para el período y cuyas proyecciones oscilaban desde una caída del 0,3 por ciento hasta un crecimiento del 0,1 por ciento. Si bien el resultado indica una desaceleración en la recuperación de la mayor economía de Sudamérica, los economistas mantienen las proyecciones para Brasil.

Según los expertos, el gigante sudamericano crecerá hasta un 5,2 por ciento en 2021 y superará la profunda recesión provocada por la pandemia del coronavirus en 2020, cuando el PIB se desplomó un 4,1 por ciento, el peor resultado en 25 años. La cifra divulgada por el IBGE se conoce en un contexto de inflación creciente, tasas de interés en alza y el impacto de la peor sequía en casi un siglo.

El desempeño de la economía entre abril y junio fue influido por la industria, que retrocedió un 0,2 por ciento, y el sector agropecuario, cuya producción cayó un 2,8 por ciento con respecto al primer trimestre, agobiada principalmente por los malos resultados de la cosecha de café debido al ciclo del grano y las recientes heladas en el país, uno de los mayores productores y exportadores de alimentos del mundo.

Otro factor de preocupación, según la coordinadora de Cuentas Nacionales del IBGE, Rebeca Palis, para el desempeño económico del país en lo que resta del año es la crisis hídrica y energética que azota el país. «En la actividad de energía eléctrica, hubo aumento en los gastos de producción debido a la crisis hídrica que hizo aumentar el uso de las termoeléctricas», agregó.

El Banco Central subió en agosto su tasa de interés de referencia un punto porcentual al 5,25 por ciento y prevé realizar un aumento similar este mes, para contener el avance de la inflación, que acumuló en julio 8,99 por ciento en 12 meses. Y si bien las perspectivas de crecimiento para 2021 son halagüeñas, para más adelante el panorama cambia.

Los expertos ven cómo se debilitan las expectativas para 2022, que además será un año electoral en Brasil, lo que suma una cuota de incertidumbre a la economía.

En el último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) la previsión de crecimiento para América Latina y el Caribe arrojan datos alentadores, impulsada por proyecciones más optimistas en Brasil y México, las principales economías de la región. Asimismo, valoró también al alza las cifras para los países desarrollados, con las altas tasas de vacunación que podrían ayudar a dinamizar la economía.

Tras una contracción de 7 por ciento en 2020 por la crisis derivada de la pandemia del coronavirus, el Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina y el Caribe se espera que crezca 5,8 por ciento en 2021 y 3,2 por ciento en 2022, dijo el Fondo en la actualización trimestral de sus Perspectivas de la Economía Mundial (WEO por sus siglas en inglés). Esto supone 1,2 puntos porcentuales más para 2021, y 0,2 puntos porcentuales más para 2022, que lo proyectado en abril.

Otro artículo de interés: Éxito del gobierno de Brasil en privatización de aeropuertos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s