Bancos europeos huyen a paraísos fiscales por agobio impositivo

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Handelsbanken Danmark

Lectura: 3 minutos

Los grandes bancos europeos contabilizan cada año 20.000 millones de euros en beneficios, el 14 % de todas sus ganancias, en paraísos fiscales, donde pagan un 12 % en impuesto de sociedades, muy por debajo de lo que tributan en los países donde tienen su sede.

Según un estudio del centro EU TAX Observatory que será publicado este 8 de septiembre, algunos grandes bancos llegan a contabilizar más de un 50 % de sus beneficios en estas jurisdicciones pese , lo que sugiere que están trasladando las ganancias desde dónde realmente se realizan hasta países con impuestos más bajos para aliviar la factura fiscal.

Los autores, que han analizado la presencia de las 36 grandes entidades financieras europeas en paraísos fiscales entre 2014 y 2020, señalan que esta apenas ha variado en los siete años pese a que la Unión Europea obliga desde 2015 a los grandes bancos a proporcionar información tributaria en cada país precisamente para evitar estas prácticas.

Por ello, abogan por introducir un tipo mínimo de impuesto de sociedades a nivel global como el acordado en julio por 130 países de la OCDE para hacer menos atractivo el uso de estos paraísos fiscales. Calculan que fijándolo en el 15 % pactado estos bancos tendrían que abonar entre 3.000 y 5.000 millones de euros más en impuestos cada año.

De los 36 bancos analizados, solo nueve no declararon ningún beneficio en paraísos fiscales y, del resto, el porcentaje varía entre el 0,2 % de Handelsbanken y el 58 % de HSBC, a la que siguen Monte dei Paschi (55,5 %) y Standard Chartered (30,8 %) como los bancos con más presencia en estos territorios.

«Los beneficios declarados por los bancos en paraísos fiscales son anormalmente altos: de 238.000 euros por empleado, frente a 65.000 euros en países que no son paraísos», apuntan los autores, para quienes «esto sugiere que los beneficios registrados en paraísos fiscales son fundamentalmente trasladados desde otros países dónde ocurre la producción de servicios».

El nivel de tributación en estos paraísos fiscales es muy inferior al de otras jurisdicciones: del 12 % de media, frente al 21 % en el país sede de las entidades y al 23 % de otros terceros Estados.

Panamá, Bermudas o las Islas Vírgenes británicas aplican incluso un tipo «cero», mientras que en Irlanda no llega al 10 % y en Luxemburgo, el más alto, se sitúa en el 15 %.

Con este telón de fondo, los autores apuestan por fijar un tipo mínimo global del impuesto de sociedades y calculan que aplicando el 15 % pactado por la OCDE, los bancos pagarían entre 3.000 y 5.000 millones adicionales cada año (un 13 % más que la recaudación actual). La cantidad se duplicaría si el tipo se fija al 21 %, hasta entre 6.000 y 9.000 millones, y se triplicaría si se lleva al 25 %, a entre 10.000 y 13.000 millones adicionales.

Los bancos españoles pagan tasas efectivas por encima de la media europea (20,9 % Santander, 24,3 % Bankia BFA y 27,6 % BBVA) con la excepción del Banco Sabadell, que abona un 15,6 %; y entre 2014 y 2020 pagaron 4.837 millones de euros en impuestos de media anual.

Otro artículo de interés: Enérgico rechazo de Irlanda al proyecto de impuesto global

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s