Azerbaiyán, cada vez más crítico con misión de fuerzas de paz rusas en Karabaj

AIR Center

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Ministry of defence of the Republic of Azerbaijan

*Escrito por Dr. Vasif Huseynov.

Lectura: 8 minutos

Del 6 al 10 de septiembre, Azerbaiyán y Turquía realizaron ejercicios conjuntos de fuerzas especiales en la región de Lachín en Azerbaiyán, haciendo por primera vez que las tropas turcas lleven a cabo operaciones militares en los territorios azerbaiyanos liberados como resultado de los 44 días de la segunda guerra de Karabaj (27 de septiembre –9 de noviembre de 2020) (Mod.gov.az, 6 y 11 de septiembre). Este fue solo uno de una serie de ejercicios militares conjuntos entre los dos países en septiembre, algunos de los cuales también involucrarían a fuerzas de Pakistán (Mod.gov.az, 7, 10, 11 de septiembre). En pos de profundizar aún más la cooperación militar bilateral, Ankara ha mejorado la representación de las Fuerzas Armadas de Turquía en el «Grupo Operacional de Azerbaiyán» (entidad establecida en 1992 pero hasta ahora representada en un nivel inferior) al nombrar cuatro generales para su liderazgo (Yeni Shafak 26 de agosto).

Según estimaciones geolocalizadas de algunos observadores, basadas en las fotos compartidas por el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán, los ejercicios del 6 al 10 de septiembre se llevaron a cabo a 300 metros del corredor de Lachín, un paso terrestre controlado por el contingente de fuerzas de paz de Rusia que une físicamente a Armenia y la región de Karabaj (Twitter.com/NKobserver, 6 de septiembre). Este análisis fue confirmado por Haqqin.az, una plataforma de noticias azerbaiyano que se cree cercano al gobierno, que señaló «Las fuerzas especiales de Azerbaiyán y Turquía han establecido campamentos a lo largo del corredor [Lachín] […] practicando operaciones de combate conjuntas en condiciones difíciles de montaña» (Haqqin.az, 7 de septiembre).

Las maniobras militares de las tropas azerbaiyanas y turcas en las proximidades del corredor de Lachín se produjeron poco después de los recientes ejercicios militares realizados por fuerzas de paz rusas dentro de este corredor. Los ejercicios rusos apuntaron de manera oficial a «prevenir violaciones por drones de un potencial enemigo y garantizar la seguridad de los puestos de observación en el corredor Lachín» (Mil.ru, 30 de agosto). Pero Haqqin.az argumentó que estos ejercicios de las fuerzas de paz rusas estaban destinados a dar una señal a la sociedad armenia sobre la disposición de Moscú para garantizar la protección del corredor (Haqqin.az, 7 de septiembre). Rusia podría haber sentido la necesidad de enviar dicha señal al haberse esparcido rumores en Armenia después del reciente incidente en la carretera Goris-Kafan (Armenpress, 27 de agosto) de que Azerbaiyán podría también buscar restringir el movimiento a través del corredor de Lachín (Yerevan.today, 24 de agosto). Los medios de comunicación azerbaiyanos, por lo tanto, presentaron las maniobras azerbaiyanas-turcas como una «advertencia especial» frente a cualquier provocación en la región de Karabaj (Haqqin.az, 7 de septiembre).

Las tensiones entre Azerbaiyán y el contingente ruso de fuerzas de paz han emergido con más frecuencia en las últimas semanas. Uno de los principales motivos de fricción entre Bakú y Moscú se debe a que este último no logró detener el traslado de las fuerzas militares armenias a la región de Karabaj, que está parcialmente bajo el control temporal de las fuerzas de paz rusas. Si bien el acuerdo trilateral de alto el fuego del 10 de noviembre de 2020, firmado por los líderes de Rusia, Armenia y Azerbaiyán, preveía la retirada de las tropas armenias de la región de Karabaj en paralelo con el despliegue de fuerzas de paz rusas, Moscú aún tiene que garantizar su implementación (President.az, 10 de noviembre de 2020).

El 11 de agosto de 2021, tras una serie de enfrentamientos armados entre las fuerzas azerbaiyanas y armenias en Karabaj, el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán rompió el silencio: el ministerio instó a Rusia que pusiera fin al despliegue de las Fuerzas Armadas armenias en los territorios del República de Azerbaiyán, conforme con las disposiciones del acuerdo de noviembre (Interfax, 11 de agosto). El 12 de agosto, un día después de esta declaración, Rusia culpó por primera vez a Azerbaiyán por, supuestamente, violar el alto el fuego y llevar a cabo ataques contra las Fuerzas Armadas de Armenia en Karabaj, lo que llamó la atención en Bakú (Mil.ru, 12 de agosto).

Otra fuente de tensión entre la misión de fuerzas de paz de Rusia y Azerbaiyán está relacionada con los viajes encubiertos de vehículos iraníes (principalmente camiones) a la región de Karabaj sin el permiso expreso del gobierno de Azerbaiyán (Minval.az, 16 de abril). El hecho de que estos vehículos entren en Karabaj a través del corredor Lachín controlado por Rusia usualmente provoca indignación en Azerbaiyán. El 12 de septiembre, el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán comentó que había enviado cartas al Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia y al Comando de las Fuerzas de Paz, protestando contra la entrada ilegal en la región de Karabaj de vehículos pertenecientes a otros países, y «planteó [a la parte rusa] para prevenirlos», recalcando que esta situación contradice el acuerdo de alto el fuego del 10 de noviembre de 2020 (Mod.gov.az, 12 de septiembre).

Las partes involucradas en el acuerdo de noviembre aún tienen que llegar a un compromiso sobre el mandato de las fuerzas de paz rusas. De las declaraciones de la parte armenia se puede inferir que existe un documento propuesto por Rusia y aprobado por Armenia para definir el marco legal de la misión de paz; pero aparentemente Azerbaiyán no lo ha firmado (Panorama.am, 2 de septiembre). Sin embargo, según Hikmet Hajiyev, el asesor sobre política exterior del presidente de Azerbaiyán, el acuerdo trilateral del 10 de noviembre estableció un «marco político y, hasta cierto punto, legal» para las fuerzas de paz, agregando: «En cuanto a acuerdos adicionales y mecanismos legales adicionales sobre el mandato de las fuerzas de paz, las partes han tenido contactos iniciales y algunas conversaciones todavía siguen en curso» (BBC – Servicio de Azerbaiyán, 6 de septiembre).

En respuesta a una consulta hecha por los medios el 13 de septiembre, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Armenia declaró que la cuestión relativa al mandato no se está discutiendo dentro del formato trilateral (Armenia-Azerbaiyán-Rusia), y que las conversaciones mencionadas por Hikmet Hajiyev fueron solo entre Bakú y Moscú (Infocom.am, 13 de septiembre). «La parte azerbaiyana está tratando de trasladar la cuestión de aclarar el mandato de las fuerzas de paz rusas en Artsaj [palabra armenia para Karabaj] de un formato trilateral a uno bilateral [Rusia-Azerbaiyán]», dijo el ministerio. Para Azerbaiyán, dado que la región de Karabaj es parte de sus territorios reconocidos internacionalmente, tiene poco sentido lógico discutir el mandato de las fuerzas de paz rusas con un tercero (Armenia), dijo Farid Shafiyev, quien preside el Centro de Análisis de Relaciones Internacionales con sede en Bakú. (Entrevista del autor, 13 de septiembre).

Miembros del parlamento azerbaiyano e instituciones de la sociedad civil han criticado las actividades «ilegales» de la misión de fuerzas de paz rusas de manera aún más explícita. Una de las mayores fuentes de indignación es el hecho de que el tamaño del contingente de las fuerzas de paz es mayor a lo consensuado en el acuerdo de noviembre. Elman Mammadov, un legislador azerbaiyano que representa a la región de Jóyali, actualmente bajo el control de las fuerzas de paz, señaló que el acuerdo trilateral de alto el fuego había fijado el número de fuerzas de paz en 1.960, pero reportes sugieren que ha aumentado unos 7.000 u 8.000, incluido el personal no militar. «La verdad es que el contingente militar ruso en nuestro territorio apoya y coopera con el régimen separatista establecido en esos territorios en septiembre de 1991 y permite que los remanentes de ciertas unidades militares armenias permanezcan en Azerbaiyán», dijo (Sozcu.az, 10 de septiembre ). Estas tensiones se seguirán recrudenciendo a menos que se aborden al más alto nivel.

*Dr. Vasif Huseynov estudió Relaciones Internacionales, Economía Política y Ciencias Políticas en Bakú, Kassel y Göttingen. Su investigación ha sido apoyada por el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Desde 2018, ha sido investigador en el Centro de Estudios Estratégicos y profesor de Política en la Universidad Khazar de Bakú. Es investigador senior del AIR Center, especializado en seguridad internacional en el sur del Cáucaso.

@HuseynovVasif

Otro artículo escrito por Vasif Huseynov: El presidente de Azerbaiyán visita Moscú en medio de incertidumbres por proceso de paz con Armenia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s