Otra vez sopa… La opinión de Hugo Flombaum

OPINIÓN

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: pxfuel.com

Por Hugo Flombaum, analista político. Columnista de LaCity.com.ar.

Lectura: 6 minutos

Nuevamente en campaña, los pseudo políticos profesionales creen que sus esfuerzos en campaña, que en algunos casos se verán recompensado con algún cargo, representan el objetivo de su vida.

Claramente no lo es. El objetivo del político es mejorar la condición de vida del pueblo al cual se dirigen. Escindir la campaña del momento de ejercer el cargo es un pecado de origen. Política es solidaridad y servicio. No una profesión.

Si se escinde la propuesta de la acción es fraude y si se oculta debería ser delito. Porque para un político ser elegido por su propuesta es el comienzo de un camino virtuoso.

El político profesional se deja armar la campaña por un experto en marketing y cuando asume el poder lo administra conciliando intereses en pugna. Todo mal.

Para esos burócratas hay una muy mala noticia. Las nuevas generaciones no solo los ignora, sino que los enfrenta. Los toman en broma como L-Gante o los insulta como los muchachos de La Matanza. Sin filtros, como son ellos.

Algunos ingenuos creen que atrás de eso hay alguna de las ideologías con las que caracterizan a la política. No es así. La única ideología que los acompaña es decirles, para hacer los que hacen no los necesitamos, déjenos solos, que nos arreglamos sin Uds.

Algunos ilusos creen que son anárquicos, no lo son, sus marcos institucionales se rigen por otros parámetros.

La institucionalidad que le ofrecen es ineficaz y burocrática, no hace uso de la tecnología con la excusa de proteger falsos trabajos improductivos.

En el curso de la pandemia millones de jóvenes se percataron que, para producir, para desarrollar la actividad que necesitan para subsistir, no necesitan de esas instituciones que en realidad con las regulaciones lo que hacen es obstruirlas o impedirlas.

Hoy la formación y la información fluye por carriles no institucionales. La educación en nuestro país no responde a las necesidades de los jóvenes. Los docentes, en una cantidad creciente, no tienen ni capacidad, ni vocación, ni voluntad para educar.

Los gobiernos en campaña prometen solucionar el tema, pero cuando gobiernan solo lo agravan.

Ahora quieren crear trabajo por ley, para eliminar los planes que ya no sirven ni para alimentar a una familia una semana. En poco tiempo más van a gastar más en administrar los planes que en lo que distribuyen a la gente.

No se les ocurre una sola idea que tenga que ver con el desarrollo de la producción y el trabajo. Cada campaña es más vacía de contenido. Solo declamaciones generales que aburren y generan desprecio.

Cuando un candidato se acerca el joven instala el ad-block la app que impide la publicidad.

Los diputados nacionales y provinciales y concejales que se postulan, al día siguiente de ocupar los cargos deberán sentarse en sus bancas y deberán votar leyes y ordenanzas ya en trámite y deberán presentar sus iniciativas.

¿Alguno de esos diputados saben que concesiones terminan durante su mandato? En el mejor de los casos alguno sí, pero ya está pensando como participar del negocio atado a esa concesión de servicio.

Ninguno está proponiendo debatir, en un municipio como bajar los impuestos. Uno de los contratos más oneroso en ese ámbito es el de recolección de basura, alguien está proponiendo como hacer mejor y más barato ese servicio.

Hoy la tecnología permite administrar con muchísimo menos personal el municipio, lo sabemos todos, pero claro es mejor decir que el empleo es necesario, para eso cobramos impuestos que impiden la producción.

En el caso de la basura hoy con una disposición inteligente se podría, como en gran parte del mundo, recoger los residuos una vez por semana, pero claro eso significa muchos menos camiones y eso hace enojar al sindicato de camioneros.

En las provincias y en la nación suceden las mismas cosas con los transportes, los hospitales, las escuelas, la policía, etc. Pero ningún candidato recorre los barrios y las instituciones debatiendo esas ideas.

Hay candidatos médicos, todos sabemos que el sistema de salud está en quiebra, ¿alguno propone algo?

Hay expertos en educación, alguno piensa como rescatar la calidad de la educación, terminar con el debate del salario docente y con los paros que perjudican a los niños, niñas y adolescentes.

Ergo los jóvenes que están mucho más y mejor informados que los desinformados que vemos y escuchamos en televisión y radio, no prestan atención y votarán en consecuencia.

No crea la oposición que si pierde el oficialismo ganan ellos, no sean ilusos.

Del vacío que hoy representa la política nada surgirá. Solo desmembramiento institucional, desorden que augura un nuevo orden.

Será sin esa casta que abarcan desde los políticos hasta sus cómplices, empresarios protegidos, medios tradicionales de comunicación, empleados que hacen que trabajan y no producen nada, educadores que dicen que educan y no lo hacen y así podría seguir enumerando a la montaña de inútiles que viven de la complicidad en el atraco a los que trabajan y producen.

El mundo occidental está en crisis, las burocracias otrora útiles son un lastre, Los autoritarismos eficientes se van imponiendo. Es hora de romper los viejos textos de ciencias políticas.

Queremos la libertad individual que sustenta nuestra cultura, pero no para sostener a vagos y parásitos. Para mejorar la calidad de vida y el desarrollo humano de los habitantes, único objetivo de la política.

El panorama no es bueno, caerán algunos oficialismos, asumirán otros, pero a la vista no tenemos políticos vocacionales.

Otro artículo escrito por Hugo Flombaum: Cuatro generaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s