Congreso busca evitar lunes negro en finanzas de EE. UU.

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: pxhere.com

Lectura: 5 minutos

El 18 de octubre próximo, podría alcanzar la categoría de «lunes negro» para las cuentas fiscales del gobierno de Estados Unidos. La secretaria del tesoro Janet Yellen lo viene advirtiendo con máxima preocupación.

Los senadores regresaron a Washington el martes para aprobar un levantamiento a corto plazo del límite de deuda de la nación y garantizar que el gobierno federal pueda continuar pagando sus facturas en su totalidad hasta diciembre.

El fondo de la discusión contiene una larga tradición de debate en el país donde los seguidores del partido demócrata han demostrado ambición aumentar el gasto público para temas sociales que los republicanos rechazan conservando la tradición de máxima austeridad con el presupuesto del estado y reclamo de bajar los impuestos.

El aumento de 480.000 millones de dólares en el límite máximo de endeudamiento del país fue aprobado por el Senado la semana pasada en una votación con acuerdo transitorio. De esta forma, solo falta que el presidente Joe Biden firme el proyecto para convertirlo en ley.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, había advertido que las medidas para evitar un incumplimiento de las deudas del país se agotarían el lunes 18-Oct y, a partir de ese momento, el departamento pronto no podría cumplir plenamente con las obligaciones financieras del gobierno.

El actual enfrentamiento sobre el límite de la deuda mejoró cuando el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, acordó ayudar a aprobar el aumento a corto plazo. Pero insiste en que no volverá a hacerlo.

En una carta enviada el viernes al presidente Biden, McConnell, dijo que los demócratas tendrán que manejar el próximo aumento del límite de deuda por su cuenta, utilizando el mismo proceso que han intentado para aprobar el enorme plan ambiental y de gasto social de Biden.

El proceso, conocido como reconciliación, permite que la legislación se apruebe en el Senado con 51 votos en lugar de los 60 que normalmente se requieren. En el Senado dividido 50-50, la vicepresidenta Kamala Harris les da a los demócratas la mayoría con su voto de desempate.

La preocupación para el oficialismo ahora es conseguir elevar el límite del endeudamiento.

El acuerdo comprende una extensión en la deuda por 24.800 millones de dólares. La prórroga sería hasta el próximo 3 de diciembre.

Los líderes del Senado de Estados Unidos llegaron a un acuerdo el jueves para prorrogar la capacidad de endeudamiento del gobierno hasta principios de diciembre y así evitar lo que podría haber resultado en el primer incumplimiento de pago del país, en menos de dos semanas.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, anunció el pacto en la Cámara Alta luego de las negociaciones con el líder republicano Mitch McConnell, quien propuso a los demócratas el miércoles una extensión de la deuda actual a largo plazo de 28.400 millones de dólares para cubrir el gasto del gobierno hasta diciembre, momento en el que el tema tendría que ser abordado nuevamente.

Schumer dijo que esperaba obtener la aprobación del Congreso para la extensión del techo de la deuda más tarde el jueves, pero no dio detalles sobre el nivel de deuda que los legisladores habían acordado o sobre cualquier otra condición del acuerdo.

Los medios de comunicación informaron que la nueva capacidad de endeudamiento se extendería hasta el 3 de diciembre y permitiría al gobierno tomar prestados otros 480.000 millones de dólares.

El enfrentamiento en el Congreso por el aumento del límite de la deuda se intensificó en los últimos días, con el tiempo contando hasta el 18 de octubre, fecha en que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, advirtió que el Gobierno se quedaría sin dinero suficiente para pagar todas sus facturas.

Los pagos mensuales de pensión a los estadounidenses, los cheques de pago a los funcionarios públicos y los pagos a los contratistas del gobierno podrían sufrir retraso. Pero el mayor temor era que el incumplimiento de la deuda afectaría la economía de Estados Unidos, la más grande del mundo, y generaría ondas de choque en toda la economía mundial.

Los republicanos dijeron que no votarían para ayudar a los demócratas a elevar el techo de la deuda, en parte para expresar su oposición a los pedidos del presidente Joe Biden de más de 2 billones de dólares en nuevos gastos para expandir en gran medida los programas sociales del Gobierno.

Los demócratas dicen que el nuevo gasto se pagaría en su totalidad con impuestos más altos para las corporaciones y las personas mas ricas, posición que los republicanos rechazan plenamente.

Otro artículo de interés: Biden gasta más pero igual se derrumba en encuestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s