Política irrumpe en Juegos Olímpicos 2022 de Pekín

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: acroamatic

Lectura: 7 minutos

John Coates, uno de los vicepresidentes del Comité Olímpico Internacional (COI), descartó este miércoles la idea de pedir cuentas a China sobre violacion a los derechos humanos antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín.

«Nosotros no somos el gobierno del mundo, tenemos que respetar la soberanía de los países que reciben los Juegos», dijo Coates en respuesta a una pregunta sobre el trato de China a la minoría musulmana uigur.

«Nosotros no tenemos la capacidad de ir a un país para decirle lo que tiene que hacer», añadió, «no está entre nuestras atribuciones».

Varias organizaciones de defensa de los derechos humanos acusaron a Pekín de haber internado en Xinjiang al menos a un millón de uigures en «campos de reeducación», donde algunos fueron sometidos a trabajos forzados. Amnistía Internacional denunció «crímenes contra la humanidad».

Pekín niega esta cifra y habla de «centros de formación profesional» para apoyar el empleo y combatir el extremismo musulmán en esta provincia, que fue objeto de atentados atribuidos a los uigures. China también es acusada con regularidad de limitar los derechos humanos en Hong Kong.

Además, los Juegos Olímpicos de invierno 2022, a celebrarse entre el 4 y el 20 de febrero de 2022 en Pekín, son objeto de llamados a boicot y de protestas contra la gestión de los derechos humanos en el país comunista.

Los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en febrero en Pekín solo recibiran a público local, y los atletas que no estén vacunados deberán pasar 21 días de cuarentena antes del evento, según decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) divulgada en la prensa china.

Asimismo, los atletas y participantes que estén vacunados ingresarán en una burbuja cerrada a su llegada a la capital china, planteó el miércoles el Comité Organizador de Pekín 2022 al COI, como parte de los esfuerzos del gigante asiático para mantener bajo control la pandemia del COVID-19.

Estas medidas tienen como objetivo «garantizar que los Juegos se celebren de forma segura, así como la salud de los atletas», indicó el diario estatal Global Times. Agregó que el Comité Organizador aceptará Étodas las vacunas reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de organismos internacionales vinculados, o aprobadas por los países o regiones relacionados».

Según el medio, se estudiarán los casos de aquellos deportistas que no se hayan vacunado y puedan justificar una exención médica.

El sistema de burbujas arranca el 23 de enero de 2022 (los Juegos se celebrarán del 4 al 20 de febrero) y terminará al final de los Paralímpicos de Invierno (4 al 13 de marzo). Estas burbujas incluyen llegada y salida a Pekín, transporte, alojamiento, competiciones y ceremonias de apertura y clausura.

Los participantes, indicó Global Times, solo podrán moverse en estos lugares «para entrenar, competir y trabajar».

En septiembre, Japón celebró sus Juegos Nacionales bajo estrictas medidas contra el COVID-19 con la intención de ensayar su estrategia de «tolerancia cero» contra el virus de cara a los Juegos Invierno.

Estas medidas pasan por estrictos controles de entrada al país, con cuarentenas de hasta tres semanas y análisis de diversos tipos, además de test masivos y confinamientos selectivos en los lugares donde se detectan rebrotes.

Estados Unidos también ingresó en el debate sobre la cuestión.

La Casa Blanca aseguró que no está discutiendo un boicot conjunto de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing con los aliados de Estados Unidos. «No hemos discutido ni estamos discutiendo ningún boicot conjunto con aliados y socios», dijo la secretaria de prensa del presidente Joe Biden, Jen Psaki.

El Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC) había reafirmado poco antes su oposición a boicotear los Juegos. Los boicots «han demostrado tener consecuencias negativas en los atletas, dado que no responden satisfactoriamente a los problemas internacionales», dijo Susanne Lyons, presidenta del USOPC.

«Para nuestros deportistas su único sueño es representar a Estados Unidos y nosotros los apoyamos», agregó Lyons. «No creemos que los jóvenes atletas del Team USA deban ser utilizados políticamente».

Está previsto que los Juegos de Invierno de Pekín 2022 comiencen el 4 de febrero próximo, seis meses después de los Juegos de verano de Tokio 2020, que debido a la pandemia se postergaron para julio y agosto de 2021.

China está enfrentando presiones internacionales por diversos temas, entre ellos los que observadores de derechos dicen que es el encarcelamiento masivo y el adoctrinamiento de más de un millón de uigures y otras personas, en su mayoría musulmanas, en la región occidental de Xinjiang.

La superpotencia asiática ha denunciado los llamamientos al boicot y niega el genocidio de los uigures, diciendo que está proporcionando formación profesional a las minorías para reducir el extremismo islámico.

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Ned Price, había dicho que era «algo que ciertamente deseamos discutir», cuando se le preguntó si Estados Unidos consideraría un boicot conjunto con sus aliados. «Entendemos que un enfoque coordinado no solo será de nuestro interés, sino también de nuestros aliados y socios», añadió, sin revelar aún una posición.

«En lo que respecta a nuestras preocupaciones con el gobierno de Pekín, incluidas las atroces violaciones de derechos humanos de Pekín, su conducta genocida en el caso de Xinjiang», dijo Price, la acción de Estados Unidos es «significativa».

Sin embargo, más tarde, Price señaló que «Estados Unidos no tiene nada que anunciar sobre los Juegos Olímpicos de Pekín» y escribió en Twitter que «seguiremos en consulta permanente con nuestros aliados y socios para definir nuestras preocupaciones comunes y establecer nuestro enfoque compartido».

Cada vez más activistas y políticos republicanos piden un boicot de los Juegos Olímpicos de Pekín. El exsecretario de Estado Mike Pompeo, quien después de dejar el cargo instó a boicotear los Juegos de Invierno, escribió en Twitter: «Si vive en China continental, no se requiere identificación de votante porque no hay votaciones».

Estados Unidos encabezó un boicot de los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980 por la invasión soviética de Afganistán, con la compañía de naciones democracias donde no participó Argentina, gobernada en ese momento por una junta militar de buena relación con la URSS.

Otro artículo de interés: Enérgica respuesta de Taiwán ante amenazas de China

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s