Recuperación económica y medio ambiente en la reunión del G20

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Number 10

Lectura: 5 minutos

La Cumbre del G20 organizada por Italia comenzó el sábado en Roma, donde los líderes de las principales economías del mundo discutieron temas de interés común, incluida la recuperación económica mundial después de la pandemia y el cambio climático.

La reunión se lleva a cabo en La Nuvola, el Centro de Convenciones de Roma, donde el primer ministro italiano, Mario Draghi, dio la bienvenida al presidente estadounidense Joe Biden y a otros líderes en medio de estrictas medidas de seguridad como es habitual en estas cumbres, además de los protocolos COVID-19.

Este encuentro es la primera reunión presencial de los líderes en dos años, luego de la cumbre virtual del año pasado organizada por Arabia Saudita. Cabe destacar la ausencia del presidente ruso Vladímir Putin, del presidente chino Xi Jinping y del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, si bien se unirán virtualmente, citando preocupaciones pandémicas como excusa admitida por el foro mundial.

El viernes, los ministros de salud y finanzas del G20 emitieron un comunicado comprometiéndose a controlar la pandemia en todo el mundo lo antes posible. Dijeron que el G20 tomará todas las medidas necesarias para avanzar en los objetivos globales de vacunar al menos al 40% de la población en todos los países para fines de 2021 y al 70% para mediados de 2022, según lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, los ministros no pudieron llegar a un acuerdo sobre un mecanismo de coordinación y financiamiento separado para prepararse para futuras pandemias propuestas por Estados Unidos e Indonesia.

«No estamos buscando el producto final definitivo de un mecanismo de financiación o el producto final definitivo de un grupo de trabajo o una junta que funcionaría como una especie de organismo de coordinación global en el futuro», dijo el principal asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, a Patsy Widakuswara de la Voa a bordo del Air Force One, en ruta a Roma, el jueves.

«Así que la esperanza es tener en el comunicado una declaración de intenciones de que trabajaremos para lograr estos dos resultados».

En Roma, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, calificó la cumbre como una oportunidad para «encaminar las cosas» antes de la conferencia climática COP26 de la ONU en Glasgow, en la que los líderes del G20 participarán después de su reunión en Italia.

«Existe un grave riesgo de que Glasgow no cumpla», dijo Guterres. «Las contribuciones actuales determinadas a nivel nacional, los compromisos formales de los gobiernos, todavía condenan al mundo a un calamitoso aumento de 2,7 grados», dijo refiriéndose a la promesa hecha en el Acuerdo Climático de París de 2015 de limitar el calentamiento global a 2 grados Celsius, idealmente a 1,5 grados. grados Celsius.

Se espera que los países anuncien más compromisos de reducción de emisiones para alcanzar el objetivo de emisiones netas cero para mediados de siglo, pero algunos analistas se muestran escépticos sobre estos compromisos voluntarios que vienen sin mecanismos de aplicación.

«Habrá promesas, en el mejor de los casos algo similar a lo que vimos en París», dijo Dalibor Rohac, académico residente del American Enterprise Institute, en referencia al acuerdo climático firmado en la capital francesa y que entró en vigor en 2016.

Rohac agregó que para avanzar en el cambio climático, el mundo necesita acciones tangibles.

«En lugar de seguir con este hábito de buscar una solución multilateral radical, buscar políticas nacionales sólidas que aceleren la descarbonización», dijo.

Un tema clave a tener en cuenta es si los miembros del G20 pueden ponerse de acuerdo respecto al uso del carbón. La ONU ha pedido a los países ricos que eliminen gradualmente el carbón para 2030, pero los ministros de medio ambiente del G20 no han llegado a un acuerdo sobre un cronograma.

Guterres también pidió a las naciones ricas que cumplan los compromisos de proporcionar fondos para ayudar a las naciones en desarrollo a mitigar los impactos del cambio climático.

Bajo el Acuerdo Climático de París, las naciones ricas prometieron un mínimo de 100.000 millones de dólares por año en fondos climáticos para los países de bajos ingresos. Gran parte de ese dinero no se ha entregado.

Otro artículo de interés: G20 comienza a analizar temas críticos en Roma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s