Militar del ala dura del ejército emiratí, jefe de Interpol

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente de Interpol reelecto, Ahmed Nasser Al-Raisi / Foto: INTERPOL

Lectura: 4 minutos

Ahmed Nasser Al-Raisi, denunciado por organismos de derechos humanos en Francia y Turquía, fue elegido este 25 de noviembre en Estambul presidente de Interpol, anunció la Organización Internacional de Policía Criminal.

Ahmed Nasser Al-Raisi «fue elegido para el puesto de presidente», anunció Interpol en su cuenta Twitter. Los estatutos de Interpol conceden al presidente un papel sobre todo honorífico y el verdadero responsable es el secretario general, Jürgen Stock, reelegido en 2019 para un segundo mandato de cinco años.

Sin embargo, organizaciones de defensa de derechos humanos así como legisladores europeos se habían opuesto a la elección de Al-Raisi, al considerar que afectaría a la misión de Interpol.

El presidente de Interpol, nombrado por cuatro años, ocupa sus funciones a tiempo parcial y de forma no remunerada, y lo hace en su país de origen. Pese a ello varios observadores expresaron su preocupación por la llegada de Al-Raisi a la presidencia de la organización.

«Estamos convencidos de que la elección del general Al-Raisi afectaría la misión y la reputación de Interpol (…)» escribieron a mediados de noviembre a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, tres diputados europeos, entre ellos Marie Arena, presidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento europeo.

Varias querellas por «tortura» contra Al-Raisi han sido interpuestas estos últimos meses en Francia, donde tiene su sede la organización, y en Turquía, país que alberga la asamblea general que se celebra en Estambul desde el martes.

La candidatura de Ahmed Nasser Al-Raisi fue cuestionado por tres miembros del Bundestag, Kai Gehring (Verdes), Peter Heidt (liberal) y Frank Schwabe (socialdemócrata) redactaron una declaración conjunta.

Todos ellos expresan su preocupación por la candidatura del general de división Al-Raisi, de los Emiratos Árabes Unidos, a la presidencia de la Organización Internacional de Policía (Interpol), cargo que el surcoreano Kim Jong-yang ocupa desde 2018.

Si Al-Raisi fuera elegido, los tres miembros del Bundestag temen graves consecuencias para la cultura jurídica de Interpol: «En vista del devastador historial de derechos humanos de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el nombramiento de Al-Raisi como presidente sería una flagrante contradicción con la Declaración Universal de Derechos Humanos y la misión de la organización», dicen. Además pondría «en peligro la reputación internacional de Interpol».

Human Rights Watch, junto con otros 17 grupos de derechos humanos, ya había expresado su preocupación por la candidatura de Al-Raisi. En Francia, 35 diputados franceses pidieron al presidente Emmanuel Macron que se opusiera a ella.

Los diputados alemanes acusan al comandante de estar «directamente implicado en violaciones de los derechos humanos en una serie de casos de gran repercusión». Además, consideran que el militar, que fue nombrado director general emiratí para la «Operación Central» en 2005 e inspector general del Ministerio del Interior en 2015, es un representante activo de un sistema autoritario.

«Como representante del Estado de los EAU, Al-Raisi forma parte de un aparato de seguridad que actúa sistemáticamente contra los disidentes pacíficos», dicen los parlamentarios alemanes, quienes recuerdan que «los derechos civiles y políticos están severamente restringidos en los EAU y los disidentes, periodistas y defensores de los derechos humanos son objeto de duras represalias, a menudo utilizando leyes antiterroristas draconianas. Los delitos también incluían desapariciones forzadas, torturas y detenciones arbitrarias».

Los EAU rechazan categóricamente tales acusaciones. «Como actual miembro del Comité Ejecutivo de Interpol, el General de División Al-Raisi es un destacado profesional con 40 años de experiencia en el ámbito de la policía comunitaria y nacional», afirmó un comunicado de la Embajada de los EAU en Alemania.

«Como presidente de Interpol, seguirá trabajando para proteger a las personas, mejorar la seguridad de las comunidades y proporcionar a los organismos encargados de la aplicación de la ley de todo el mundo las últimas herramientas en la lucha contra las redes delictivas sofisticadas».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s