Solo «patriotas» pueden postularse para elecciones en Hong Kong

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Jefa Ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam / Foto: Prachatai

Lectura: 5 minutos

La nomenclatura política de Hong Kong elige este domingo a los nuevos integrantes del Consejo Legislativo ─órgano ejecutivo de gobierno─ bajo nuevas reglas que reducen drásticamente el número de bancas y controlan quién puede postularse.

La élite política de Hong Kong comenzó a votar el domingo para elegir a los nuevos integrantes del Consejo Legislativo, reservado para «patriotas solamente» segun la rígida norma impuesta por Beijing para el distrito donde se renuevan las manifestaciones independentistas.

Se trata de las primeras elecciones celebradas bajo las nuevas reglas que fueron impuestas por China en respuesta a las masivas y a veces violentas manifestaciones prodemocracia de 2019 en Hong Kong.

Estas normativas imponen que todos los candidatos sean examinados para verificar su patriotismo y lealtad política con China, filtro a cargo de las autoridades del partido comunista chino.

Además, solo 20 de los 90 asientos legislativos serán elegidos directamente, la mayor parte (40) serán seleccionados por un comité de 1.500 integrantes leales a Pekín.

Los restantes 30 asientos serán elegidos por comités pro-Beijing que representan a organizaciones empresariales y de otros sectores.

Los centros de votación permanecerán abiertos por 14 horas y las encuestas anticipan que habrá una baja participación, donde unos 4,5 millones de votantes están registrados en la ciudad de 7,5 millones de habitantes.

Por primera vez se instalaron centros de votación en la frontera con China para permitir a los votantes del territorio continental pudieran sufragar.

La represión política, el encarcelamiento de opositores y la desaparición pública de rebeldes son moneda constante en Hong Kong. El caso del estudiante Chung es una muestra dramática de la situación.

El estudiante hongkonés Tony Chung, de 20 años, fue condenado en noviembre a tres años y siete meses de cárcel por los cargos de secesión, bajo la polémica ley de seguridad nacional, y de lavado de dinero, anuncio la prensa de Hong Kong.

Según la fuente, Chung se había declarado culpable del cargo de «secesión» hace tres semanas, mientras que se declaró no culpable de «conspiración para publicar material sedicioso» y «lavado de dinero».

El veredicto dictó que el cargo de «secesión» le supondrá a Chung tres años y cuatro meses entre rejas, mientras que por «lavado de dinero», un año y medio, de los que buena parte se contarán de manera simultánea, por lo que el resultado final sería de tres años y siete meses en prisión.

«Aunque el acusado no tenía planes concretos para dividir el país, su objetivo estaba claro. El cargo de secesión no requiere de planes específicos», afirmó el juez del distrito, Stanley Chan, durante la lectura del veredicto, este martes.

En cuanto al lavado de dinero, el cargo se refiere a pagos recibidos en la cuenta bancaria personal de Chung en nombre de la organización estudiantil Studentlocalism, de la que era miembro, ya que ésta no contaba con una cuenta.

La acusación y el juez consideraron que había suficientes pruebas que parte del dinero recibido no se utilizó para financiar las actividades del grupo.

Chung, sentenciado previamente a cuatro meses de cárcel por insultar a la bandera de China, fue detenido en octubre del año pasado cerca del Consulado de Estados Unidos en Hong Kong, en lo que algunas fuentes consideraron un intento de buscar asilo.

Chung era uno de los líderes de Studentlocalism, una organización estudiantil favorable a la independencia hongkonesa que se disolvió el 30 de junio de 2020, mismo día de entrada en vigor de la Ley de Seguridad Nacional que Pekín diseñó e impuso en Hong Kong.

Desde la entrada en vigor de la controvertida ley, decenas de organizaciones políticas y no gubernamentales de distintos ámbitos de la sociedad civil se han visto forzadas a disolverse para evitar que sus miembros pudieran ser procesados.

La ley, una respuesta a las multitudinarias protestas antigubernamentales que tomaron las calles hongkonesas en la segunda mitad de 2019, pena hasta con cadena perpetua supuestos como «terrorismo», «secesión» o «confabulación con fuerzas extranjeras».

Pekín decidió imponer esa ley pese a que, mediante la Declaración Sino-Británica de 1984, se había comprometido a mantener durante al menos cincuenta años las libertades vigentes en Hong Kong desde el momento de la retrocesión de su soberanía de parte de Londres, firmada a mediados de 1997.

Otro artículo de interés: Miles huyen de Hong Kong por represión de China

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s