Dramática confesión de Putin por caída del imperio soviético

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente ruso, Vladímir Putin / Foto: TASS/Kremlin

Lectura: 4 minutos

El presidente de Rusia Vladímir Putin asegura que la caída del imperialismo soviética treinta años atrás, ha sido la mayor tragedia geopolítica del siglo XX. Nostalgia confesa del exoficial de inteligencia de la KGB que después del derrumbe soviético se vio obligado a trabajar de taxista en Moscú.

La desintegración de las estructuras políticas federales y del gobierno central, que culminó con la independencia de las 15 repúblicas de la Unión Soviética, ocurrió entre el 11 de marzo de 1990 y el 25 de diciembre de 1991. Actualmente en Rusia se vive una suerte de nostalgia por el pasado soviético, un sentimiento alimentado por Vladímir Putin.

Cerca de dos tercios de los rusos (el 62 por ciento) lamentan la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), de la que se cumple este mes de diciembre 30 años, según una encuesta publicada hoy por el centro de opinión pública FOM.

Entre los nostálgicos, la mayoría (el 82 por ciento) son personas de entre 46 y 60 años, señala el sondeo. Entre los mayores de 60 años ese porcentaje alcanza el 76 por ciento. En cuanto a los jóvenes, nacidos después de la caída del imperio soviético, tan solo el 28 por ciento lamenta su desaparición.

El 52 por ciento de los rusos dijo desear la restauración de la Unión Soviética. A la vez, el 74 por ciento se mostró convencido de que resucitar la URSS sería una tarea imposible. En 2018, la cifra de los rusos que deploraban el colapso de la URSS alcanzó el 66 por ciento.

El récord absoluto fue registrado en 2005, cuando el 75 por ciento de los interrogados confesó lamentar la caída de la Unión Soviética. El presidente ruso, Vladímir Putin, volvió a calificar este diciembre de «tragedia» la disolución de la URSS.

«(Para mí) al igual que para la mayoría de los ciudadanos, fue una tragedia», dijo el jefe del Kremlin en una entrevista. A la vez, el mandatario ruso ha señalado en varias ocasiones no tener planes de revivir la Unión Soviética, ya que se trata de algo «imposible y carente de sentido».

El presidente Putin afirmó que el colapso de la Unión Soviética supuso el fin de la «Rusia histórica» y que tras la caída del Estado se vio obligado a conducir un taxi para obtener más ingresos. «A veces tuve que ganar dinero extra», dijo Putin. «Eso significa, ganar dinero extra como conductor privado. No es agradable hablar de esto para serle honesto, pero desgraciadamente ese fue el caso».

Putin como miles y miles de agentes públicos de la URSS gozaban de beneficios que estaban absolutamente ajenos a la población.

La maquinaria soviética estaba montada sobre un impresionante plan de asistencia gratuita a la población, que no llegaba a todos y a medida que se recuperaban los países europeos del desastre de la Segunda Guerra Mundial, alcanzaba cada vez menos.

El desafío de Estados Unidos al plan espacial de la URSS que decidió encarar el presidente Ronald Reagan acabó por dejar agotado los recursos soviéticos. El imperio cayó sin que nadie lo empujara, un acontecimiento histórico de un fracaso sin guerra.

El exagente de los servicios secretos soviéticos KGB añadió que la desintegración tres décadas antes sigue siendo una «tragedia» para «muchos ciudadanos». «Después de todo, ¿qué fue el colapso de la Unión Soviética? El colapso de la Rusia histórica bajo el nombre de la Unión Soviética», señaló el líder ruso.

Otro artículo de interés: Putin asegura que rechaza conflicto militar con Ucrania

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s