Francia abandona lucha antiterrorista en Mali

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente francés, Emmanuel Macron / Foto: Présidence de la République du Bénin

Lectura: 4 minutos

«Ya no se dan las condiciones políticas, operativas y jurídicas para continuar de forma efectiva su actual compromiso militar en la lucha contra el terrorismo en Malí», detalla una declaración conjunta del comando francés y sus aliados en territorio africano.

Francia y sus aliados anunciaron este jueves la retirada militar de Mali, tras nueve años de presencia en el país africano donde fueron convocados por un gobierno que fue derrocado por un golpe militar a principios de año.

Los aliados sin embargo reiteraron la intención de continuar la lucha contra el terrorismo islámico-yihadistas en la región de Sahel, según una declaración conjunta enviada por la presidencia francesa.

«Ya no se dan las condiciones políticas, operativas y jurídicas para continuar de forma efectiva su actual compromiso militar en la lucha contra el terrorismo en Malí y, por tanto, decidimos iniciar la retirada coordinada», detalla la nota.

La declaración, firmada por Francia, sus aliados europeos en la operación Barkhane, Canadá y sus socios africanos en Sahel y en el golfo de Guinea, subraya la «voluntad» de continuar la «acción conjunta contra el terrorismo en la región de Sahel, especialmente en Níger y en el golfo de Guinea».

La retirada de Francia de su excolonia llega en un contexto de tensión con la junta militar que tomó el poder en Malí tras dos golpes de Estado, a la que acusan de retrasar la transición y recurrir a los servicios de la compañía de mercenarios rusos Wagner, ligados al gobierno de Vladímir Putin según la prensa occidental.

Frente al avance de las fuerzas yihadistas en el norte de Malí en enero de 2013, Francia, presidida entonces por el socialista François Hollande, decidió lanzar la operación Serval, que permitió recuperar ciudades como Gao y Tombuctú que habían caído en manos de los terroristas.

A mediados de 2014, la nueva operación Barkhane extendió el campo de acción a los cinco países de Sahel (Malí, Mauritania, Chad, Níger y Burkina Faso). Para reducir el contingente francés se creó en 2020 la fuerza especial europea Takuba.

Sin embargo el Estado de Mali con sus fuerzas armadas no lograron realmente retomar el terreno donde también juega en los soldados desplegados un creciente sentimiento antifrancés como en toda la región excolonial.

El presidente francés, Emmanuel Macron, recibió el miercoles a líderes de África y de Europa para abordar la lucha antiyihadista en el Sahel.

La víspera de una cumbre en Bruselas entre la Unión Europea (UE) y la Unión Africana (UA), los líderes deben abordar el fin de la operación Barkhane de Malí y la reorganización de la lucha antiyihadista en la región.

La retirada llegaría en un contexto de tensión con la junta militar que tomó el poder en Malí tras dos golpes de Estado, entre acusaciones de influencia rusa a través de los mercenarios del grupo Wagner y retrasar la devolución del poder a los civiles.

Los gobiernos de Malí y Burkina Faso, donde tuvo lugar otro golpe de Estado, participan en el encuentro, a diferencia de los mandatarios del resto del Sahel (Níger, Chad y Mauritania), así como los de Costa de Marfil, Ghana, Togo y Benín.

Estos últimos enfrentan una amenaza creciente del yihadismo, como muestran los atentados que dejaron al menos nueve muertos la semana pasada en el norte de Benín.

Otro artículo de interés: Unión Europea respalda embajador francés expulsado de Mali

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s