Ingreso de Finlandia a OTAN

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Jefa del gobierno finlandés, Sanna Marin / Foto: FinnishGovernment

Lectura: 3 minutos

«El pueblo de Finlandia ya decidió», destacó la ministra de Asuntos Exteriores. Tytti Tuppurainen, habló este viernes sobre la alta probabilidad de presentar la candidatura del país para ingresar a la OTAN, a raíz de la invasión rusa de Ucrania.

Un día antes, Rusia amenazó con desplegar armas nucleares en el Báltico si Suecia y Finlandia ingresaban en la OTAN.

«Es muy probable, pero la decisión todavía no se ha tomado», dijo la funcionaria a la cadena británica Sky News. Además, destacó que «una gran mayoría» de los finlandeses está «a favor de una adhesión a la OTAN».

«El pueblo de Finlandia ya decidió», agregó.

Horas antes, Rusia había advertido que la posible adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN tendría «consecuencias» para estos países y la seguridad europea.

El miércoles, en una visita a Suecia, la jefa del gobierno finlandés Sanna Marin señaló tras un debate parlamentario que su país tomará una decisión al respecto «en unas semanas».

Para el país nórdico, que comparte unos 1.300 km de frontera con Rusia, sumarse a los 30 miembros de la alianza liderada por Estados Unidos conllevaría una disuasión «considerablemente mayor» contra un ataque de su vecino, según un documento sobre el tema publicado por el gobierno finlandés hace dos días.

El apoyo al ingreso, que por décadas osciló entre 20 % y 30 %, llegó a 68 % en el último sondeo publicado el pasado lunes. Solo 12 % se pronunció en contra.

La actual frontera terrestre de la OTAN con Rusia, un vecino considerado hostil, pasaría de 1.300 a 2.600 kilómetros si Finlandia decide ingresar a la alianza militar. Si bien esto significaría ampliar el flanco oriental a defender, el Ejército finlandés es uno bien armado y bien entrenado que sería todo un aporte para la alianza.

«Finlandia todavía tiene servicio militar obligatorio y podría movilizar unas fuerzas armadas conformadas por 280 mil soldados. Es un ejército bastante grande en el contexto europeo», dice a DW Jacob Westberg, profesor en la Universidad Sueca de Defensa, en Estocolmo.

Si Suecia, que no tiene frontera directa con Rusia, también decidiera sumarse a la OTAN, las operaciones en el mar Báltico serían más sencillas. Todos los países con costa allí, salvo Rusia, pertenecerían al grupo.

Suecia incorporaría a la OTAN la isla de Gotland, desde la que sería posible defender gran parte del mar Báltico y también Letonia, Lituania y Estonia. «Sería difícil para Rusia operar allí. Suecia tiene ya cinco submarinos muy modernos, que se complementarían con las flotas de Polonia y Alemania», afirma Westberg.

La Fuerza Aérea sueca cuenta con 100 modernos aviones de combate. Sin embargo, su Ejército, como ha ocurrido con muchos otros países de la OTAN, se ha reducido considerablemente en las últimas décadas. Westberg estima que tomará unos diez años cambiar esta situación.

Desde un punto de vista militar, Finlandia y Suecia están listas para unirse más o menos de inmediato, según la sede de la OTAN en Bruselas. Sus fuerzas cooperan desde hace años con las tropas de la alianza y soldados finlandeses y suecos formaron parte de la operación en Afganistán liderada por la OTAN. Además, desde 2015 ambos países trabajan estrechamente con Estados Unidos en capacitación y equipamiento.

Otro artículo de interés: Finlandia y Suecia bajo amenazas de Putin

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s