Cruentas luchas callejeras en Ucrania

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: manhhai

Lectura: 3 minutos

La batalla entre las ruinas de Severodonetsk, una pequeña ciudad industrial, se ha convertido en una de las más sangrientas de la guerra, ya que Rusia ha concentrado allí su fuerza de invasión. Ambos bandos afirman haber infligido bajas masivas a sus enemigos.

Las fuerzas rusas están concentrando todo su poderío en la zona, declaró el jueves a Reuters el secretario del Consejo de Seguridad de Ucrania, Oleksiy Danilov.

«No perdonan a su gente, están enviando hombres como carne de cañón», dijo. «Están bombardeando a nuestros militares día y noche».

Las fuerzas ucranianas dijeron el jueves que habían avanzado en los intensos combates callejeros en la ciudad oriental de Severodonetsk, pero que su única esperanza para cambiar la situación era contar con más artillería para contrarrestar la enorme potencia de fuego rusa.

En el sur, el Ministerio de Defensa ucraniano dijo que retomó terreno en un contraataque en la provincia de Jersón, apuntando a la mayor franja de territorio que Rusia ha conquistado desde que inició la invasión en febrero.

Severodonetsk y su ciudad gemela Lisichansk, en la orilla opuesta del río Síverski Donets, son las últimas controladas por Ucrania de la provincia de Lugansk, que Moscú está decidido a tomar como uno de sus principales objetivos de guerra.

En una inusual actualización desde Severodonetsk, el comandante del Batallón de la Guardia Nacional Svoboda de Ucrania, Petro Kusyk, dijo que los ucranianos estaban atrayendo a los rusos a la lucha callejera para neutralizar la ventaja de la artillería rusa.

«Ayer fue un éxito para nosotros: lanzamos una contraofensiva y en algunas zonas conseguimos hacerles retroceder una o dos manzanas. En otras nos hicieron retroceder, pero sólo un edificio o dos», dijo en una entrevista televisada.

«Ayer (miércoles) los ocupantes sufrieron graves pérdidas: si todos los días fueran como ayer, todo esto habría terminado pronto».

Sin embargo, dijo que sus fuerzas sufrían una falta «catastrófica» de artillería para devolver el fuego a los cañones rusos, y que conseguir esas armas transformaría el campo de batalla.

«Incluso sin estos sistemas, estamos aguantando bien. Hay una orden de mantener nuestras posiciones y las estamos manteniendo. Es increíble lo que hacen los cirujanos sin el equipo adecuado para salvar la vida de los soldados», señaló.

El alcalde de Severodonetsk, Oleksandr Stryuk, dijo el jueves que unos 10.000 civiles siguen atrapados en la ciudad, aproximadamente la décima parte de su población antes de la guerra.

Al oeste de Severodonetsk, Rusia está presionando desde el norte y el sur, tratando de atrapar a las fuerzas ucranianas en la región del Dombás, que comprende Lugansk y la vecina provincia de Donetsk, bombardeando con artillería las ciudades controladas por Ucrania que se encuentran en su camino.

Otro artículo de interés: Rusia envía más tropas a Ucrania

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s