Paridad dólar-euro por primera vez desde 2002

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Petr Kratochvil/publicdomainpictures.net

Lectura: 3 minutos

El tipo de cambio del euro y el dólar alcanzó el martes la paridad por primera vez en 20 años, desde el 15 julio de 2002, última fecha en la cual la cotización de la moneda común europea superó al billete estadounidense.

Según datos de Bloomberg, el euro ha alcanzado el martes a las 11.46 hora local (9.46 GMT) la paridad con el dólar al depreciarse un 0,4 % respecto al cierre de ayer y un 12,05 % en lo que va de año (terminó 2021 en 1,137 dólares).

Los expertos consideran que las recientes subidas de tipos de interés de la Reserva Federal de EE. UU. (Fed) han fortalecido al dólar y favorecido que los inversores se refugien en esta divisa, al tiempo que el riesgo de recesión y las preocupaciones energéticas impulsadas por la guerra de Ucrania pesan cada vez más sobre la eurozona.

El yen también continúa devaluándose frente al dólar y se cambia a 137 unidades, un nivel no visto desde septiembre de 1998, a medida que las políticas monetarias del banco central japonés se distancian de la Fed o del Banco Central Europeo (BCE).

El euro alcanzó la paridad después de publicarse que la confianza empresarial se desplomó en julio en Alemania por la preocupación por el suministro de energía.

La posibilidad de que China aplique nuevos confinamientos tras el aumento de los contagios de la COVID-19 podría lastrar la economía del país y la global.

Además, los inversores prevén una recesión en la zona del euro por la crisis energética y la probabilidad de que Alemania entre en crecimiento negativo debido a su mayor dependencia del gas ruso.

Mientras la economía europea se debilita, la Fed ha podido subir sus tipos de interés de forma agresiva y de este modo se ha fortalecido el dólar porque EE. UU. ofrece unos intereses más elevados.

El empeoramiento de las perspectivas de la eurozona en medio del alza de los precios del gas y el temor a que Rusia corte el suministro del hidrocarburo está arrastrando a la moneda de la UE. La excesiva dependencia del gas ruso de sus principales economías, como Alemania e Italia, ha desanimado a los inversores, y los economistas pronostican una recesión mucho más rápida y dolorosa en la zona euro que en Estados Unidos.

La otra explicación es la diferencia en los niveles de las tasas de interés entre EE. UU. y la UE. La Reserva Federal de EE. UU. ha estado elevando los tipos de interés de forma agresiva para reducir la inflación, mientras que el Banco Central Europeo se ha resistido hasta ahora a fuertes aumentos.

«Se espera que la tasa de interés en EE. UU. suba al 3 por ciento, frente al 1 por ciento en Europa. Con ello, el dinero tendría un mayor rendimiento», explica a DW Carsten Brzeski, economista jefe para Alemania y Austria del grupo ING.

En medio de toda la incertidumbre que rodea a la economía mundial, los inversores se sienten más cómodos con la relativa seguridad que ofrece el dólar estadounidense, al estar menos expuesto a algunos de los grandes riesgos globales en estos momentos.

Otro artículo de interés: Reclamo de prudencia a Europa gastadora

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s