Brusco giro a la izquierda del gobierno de España

ESPAÑA

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente español, Pedro Sánchez / Foto: La Moncloa – Gobierno de España

Lectura: 4 minutos

Empujado por sus socios menores, pero necesarios para mantener el control del Parlamento, el presidente Pedro Sánchez como líder del Partido Socialista, en dos terrenos muy caros a la izquierda radicalizada, reivindicar al terrorismo de ETA y perseguir a las grandes empresas con nuevos impuestos.

Cuando falta poco más de un año de las elecciones, la receta de Sánchez es más gasto público y nuevos impuestos a bancos y empresas energéticas, en un viraje a la izquierda que fortalece la relación con sus socios de Unidas Podemos, el partido que pelea por terminar con la monarquía en Espana y abrir la puerta a nuevas «repúblicas» como la de Cataluña y el País Vasco.

El principal partido de la oposición, el conservador PP y socios menores que lo acompañan, califican las medidas anunciadas como «populistas», de «campaña publicitaria» y que solo traerán «más gasto y ruina».

Encuestadoras privadas mencionan al PP (Partido Popular) como el candidato a las próximas elecciones, en el fin del mandato de Sánchez en 2023, o bien por una moción de censura que prospere en el Congreso y obligue a la renuncia del gobierno y nueva convocatoria a comicios generales.

Para Sánchez, «el gran reto que tiene España es la inflación», una «enfermedad económica grave» que empobrece a todos los ciudadanos y que dificulta cuestiones que ya eran complicadas, como pagar la hipoteca o el alquiler, tener hijos o intentar ahorrar.

Reconoce que la economía española se comportará en los próximos trimestres peor de lo esperado, aunque todo dependerá de cómo evolucione la guerra en Ucrania y de si Rusia cierra completamente el suministro de gas a Europa.

Sánchez ha anunciado la creación de un impuesto temporal que gravará los beneficios denominados «extraordinarios» de los bancos obtenidos por el aumento de los tipos de interés que se aplicará sobre los ejercicios de 2022 y 2023 y que se estima que recaudará 1.500 millones anuales.

Este tributo se suma al ya anunciado el pasado 25 de junio para las grandes empresas eléctricas, gasistas y petroleras, que en este caso gravará los «beneficios extraordinarios» derivados del alza de los precios de la energía.

Como moneda de cambio, y compensación, el Gobierno aprobará la gratuidad de los títulos multiviaje y abonos mensuales de Cercanías y Media Distancia de la empresa ferroviaria Renfe desde septiembre y hasta final de año que utilizan esencialmente estudiantes y turistas.

También habrá una ayuda complementaria de 100 euros mensuales para un millón de estudiantes mayores de 16 años que ya disfrutan de una beca «para que nadie abandone sus estudios por motivos económicos», ha destacado.

Sánchez dijo que se trata de medidas que van en la dirección contraria a las que aplicó, a su juicio, el PP durante la crisis financiera cuando el gobierno de Mariano Rajoy (2011/16) fue «fuerte con los débiles y débil con los fuertes».

La réplica llegó de la combativa portavoz del PP, Cuca Gamarra, que ha reprochado al presidente del Gobierno que en vez de rectificar el rumbo y hacer autocrítica haya optado por huir hacia delante.

El principal partido de la oposición ha rechazado que las medidas del Gobierno permitan atajar la inflación y ha reclamado que «cuando la crisis les sobrepasa» el Gobierno no se deje «ayudar» poniendo en marcha el plan que le ha propuesto el PP: bajar impuestos, contención del gasto, reducción de la burocracia y una buena gestión de los fondos europeos.

«El Gobierno Frankenstein no da más de sí, es un proyecto fallido y agotado», ha sostenido además Gamarra, que cree que este Ejecutivo de coalición dividido causa «debilidad como país».

«Un Ejecutivo de coalición que llegaba en horas bajas, pero que, por lo oído después, ha reforzado su cohesión interna con unas medidas económicas claramente a la izquierda y que habían sido reclamadas por Unidas Podemos» fue la sintesis del mensaje opositor.

Cuidar de la coalición, ha subrayado la ministra de Asuntos Sociales, «es estar a la altura de lo que la gente está esperando».

Otro artículo de interés: PP derrumba a la izquierda en Andalucía

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s