Políticos italianos reclaman continuidad de Draghi

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Primer ministro italiano, Mario Draghi / Foto: European Central Bank

Lectura: 3 minutos

Decenas de alcaldes italianos de diversos partidos políticos pidieron este domingo al primer ministro, Mario Draghi, que no dimita y resuelva la crisis de su coalición en favor de la estabilidad nacional en estos momentos de «emergencia social».

La renuncia del reconocido primer ministro fue consecuencia de la falta de apoyo que tuvo al analizarse el problema de la inflación, la crisis derivada de la invasión de Rusia, y una agria discusión por el recurrente tema de la recolección de basura en Roma.

Cincuenta y cinco alcaldes de Sicilia (sur) animaron a Draghi a seguir adelante por la «estabilidad, la certidumbre y la coherencia» y para «continuar transformando» el país.

Los intendentes sicilianos se sumaron a la carta lanzada ayer con el mismo motivo por once alcaldes de grandes ciudades del país, tanto de la izquierda como de la derecha.

La firmaban el alcalde de Roma, Roberto Gualtieri; el de Milán, Beppe Sala; el de Venecia, Luigi Brugnaro; el de Génova, Marco Bucci; el de Bari, Antonio Decaro, presidente de la Asociación Nacional de Municipios; el de Ravena, Michele Pascale. A ellos se sumaron el alcalde de Florencia, Dario Nardella; el de Bérgamo, Giorgio Gori; el de Turín, Stefano Lo Russo; el de Asti, Maurizio Rasero y el de Pésaro, Matteo Ricci.

Los alcaldes pertenecen a los partidos que siguen apoyando al primer ministro, el Partido Demócrata, la conservadora Forza Italia o la ultraderechista Liga, pero ninguno es del Movimiento 5 Estrellas (M5S) o de los ultras Hermanos de Italia, estos últimos solos en la oposición.

Draghi presentó su dimisión el jueves después de que el M5S, miembro de su coalición, se desmarcara y no votara una moción de confianza en el Senado, aunque el presidente de la República, Sergio Mattarella, la rechazó y le emplazó a comparecer el miércoles ante el Parlamento.

Desde entonces, la política nacional se ha dividido entre quienes piden al primer ministro que continúe al frente de la misma mayoría y quienes piden excluir al M5S, mientras los ultras de Giorgia Meloni exigen un adelanto electoral, animados por las encuestas, que les sitúan como primera fuerza del país.

El líder del M5S, Giuseppe Conte, tras reunirse durante todo el sábado con su directiva, dejó abierta la posibilidad de seguir en la coalición gubernamental, pero amenazó con abandonarla definitivamente si no se escuchaban sus exigencias.

La discordia llegó por un decreto con ayudas contra la inflación que el M5S ve insuficiente y en el que no se incluyeron algunas de sus peticiones, como el «no» a la construcción de una incineradora de basuras en Roma.

La crisis de Gobierno corre el riesgo de bloquear la última parte de la legislatura, que se agota la próxima primavera, y la preocupación es que se produce en plena oleada inflacionaria y mientras se trata de gestionar la crisis energética desatada por la invasión rusa de Ucrania.

Otro artículo de interés: Renuncia respetado jefe del gobierno italiano Mario Draghi

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s