Discrepancias en Wall Street sobre el mercado

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Nikhil Popuri/pixahive.com

Lectura: 5 minutos

Los principales estrategas de Wall Street no están de acuerdo sobre el impacto de los datos económicos más débiles en la perspectiva de la política de la Reserva Federal y lo que significará para las acciones, según entiende Bloomberg.

Mientras que los estrategas de Morgan Stanley dicen que es demasiado pronto para esperar que la Fed deje de endurecer su política monetaria incluso cuando aumentan los temores de una recesión, lo que sugiere que las acciones tienen más espacio para caer antes de tocar fondo, los estrategas de JPMorgan Chase & Co. señalan que las apuestas a que la inflación ha tocado techo conducirá a un giro de la Fed y mejorará el panorama para las acciones en el segundo semestre.

La inflación persistente es lo que mantendrá a la Fed con una tendencia restrictiva durante más tiempo, según Michael J.Wilson de Morgan Stanley.

Si bien durante los últimos cuatro ciclos el banco central de EE. UU. dejó de endurecer su política monetaria antes del comienzo de una contracción económica, lo que provocó una señal alcista para acciones, los niveles históricos actuales de inflación significan que la Fed probablemente seguirá elevando las tasas cuando llegue una recesión, escribió Wilson en una nota.

Los mercados de acciones «pueden estar tratando de adelantarse a la eventual pausa de la Fed que siempre es una señal alcista», dijo Wilson. «El problema esta vez es que es probable que la pausa llegue demasiado tarde».

Mislav Matejka de JPMorgan, dijo el lunes en una nota que el desafiante impulso de la actividad y los mercados laborales más débiles podrían abrir la puerta a una política de la Fed más equilibrada, lo que llevaría a un pico en el dólar estadounidense y la inflación.

El índice S&P 500 ha intentado recuperarse este mes y se encamina a la mayor alza desde octubre después de una fuerte caída en la primera mitad del año, ya que las ganancias corporativas han sido mejores de lo que se temía y muchas malas noticias ya se habían descontado.

Los inversionistas ahora están enfocados en la reunión de la Fed de esta semana, donde se espera que el banco central aumente las tasas en otros 75 puntos básicos luego que el mes pasado realizara su mayor alza desde 1994.

Wilson, quien ha sido uno de los bajistas más expresivos respecto de las acciones de EE. UU. y que predijo correctamente la venta masiva de este año, dijo que aunque la inflación podría haber alcanzado su punto máximo «desde el punto de vista de la tasa de cambio», el impacto en la demanda del consumidor no «desaparecerá fácilmente incluso» si la inflación cae bruscamente, porque los precios ya están fuera de alcance en áreas de la economía que son críticas para que el ciclo se extienda.

Un número creciente de analistas también ha dicho que con la inflación persistente en un máximo de cuatro décadas, se deberá pasar por una recesión —y un desempleo marcadamente mayor— para aliviar significativamente las presiones sobre los precios.

Matejka de JPMorgan dijo que otro factor que mejora la perspectiva de las acciones en la segunda mitad del año es la reacción cambiante a las ganancias, donde los resultados más débiles pueden comenzar a verse como una buena noticia.

Wilson no está de acuerdo y dice que las estimaciones de ganancias para las empresas del S&P 500 aún son demasiado altas y que es probable que el segundo trimestre sea el primero de «varios trimestres decepcionantes».

Como tal, las acciones pueden tener que caer más antes de tocar fondo, dijo. «Es poco probable que la acción positiva reciente del precio de algunos recortes de ganancias sea la más baja para la mayoría de las acciones, ya que generalmente no es prudente comprar en los primeros recortes cuando estamos entrando en un ciclo de revisión importante», escribió Wilson el lunes.

El estratega David J. Kostin de Goldman Sachs Group Inc. también prevé presión sobre los ingresos del S&P 500 por un dólar más fuerte. El modelo del banco muestra que una apreciación del 10% en el dólar ponderado por comercio debería reducir las ganancias por acción entre un 2% y un 3%, escribió en una nota el 22 de julio.

Otro artículo de interés: Lagarde promete inflación del 2%

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s