Guerra en Europa afecta al patriarca ruso

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente ruso, Vladímir Putin, junto a Kirill, patriarca de Moscú / Foto: The Presidential of Russia Press and Information Office

Lectura: 5 minutos

Europa no parece olvidar la Guerra de los Treinta Años, y vuelve a los confictos entre iglesias nacionales. Lituania, en este caso, decidió enfrentar al máximo jefe de la iglesia ortodoxa rusa al que considera un títere de Moscú.

El Gobierno lituano ha incluido en la lista de personas que tienen prohibida la entrada en el país al patriarca Cirilo (o Kirill), máximo jerarca de la Iglesia ortodoxa rusa, por su postura de apoyo a la invasión rusa de Ucrania y sus comentarios sobre la guerra.

El patriarca de Moscú y toda Rusia fue declarado «persona non grata» el pasado 23 de junio, según informó el miércoles el viceministro de Asuntos Exteriores lituano, Mantas Adomenas, citado por el portal informativo «Delfi».

«Se trata de sanciones nacionales que pueden ser aplicadas sin que haya una decisión europea», indicó el viceministro.

La decisión de vetar la entrada del patriarca se debe a su postura de apoyo a la invasión de Ucrania y a sus comentarios que según el Gobierno lituano incitan al odio contra los ucranianos, según dijo Adomenas.

«Se ha pronunciado a favor de la anexión de Crimea y contra la integridad territorial de Ucrania», afirmó el viceministro, que agregó que Kirill ha llamado además a deportar a los que denomina como nazis ucranianos.

De acuerdo con «Delfi», a raíz de la guerra en Ucrania la diócesis de Vilna de la Iglesia ortodoxa de Lituania ha enviado a la Iglesia ortodoxa rusa una petición para obtener el estatus de «iglesia con autogobierno».

Se trata de una clara maniobra política en favor de los argumentos que utiliza el Kremlin para respaldar la invasión a Ucrania.

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, ha vetado la inclusión del patriarca Cirilo en la lista de sanciones comunitarias contra Moscú.

Otro frente de controversia comenzó un aparente deshielo. Rusia ha recibido una solicitud de EE. UU. para concretar una llamada telefónica entre el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidense, Antony Blinken, confirmó el propio jefe de la diplomacia rusa.

«Supimos de ello (el deseo de Blinken de sostener una llamada telefónica) cuando estábamos (de gira) en África. Salió en la televisión, diciendo que quiere hablar conmigo. Más o menos un día después llegó la solicitud oficial», dijo Lavrov este viernes durante una visita a Taskent, capital de Uzbekistán.

El ministro de Exteriores ruso afirmó que Moscú propondrá «pronto» a Washington una fecha para organizar la llamada con Blinken.

«Hoy a duras penas va a ser posible, pero en los próximos días vamos a proponer una fecha conveniente a nuestros colegas estadounidenses», dijo.

Blinken dijo este miércoles que Washington había ofrecido a Rusia una «propuesta sustancial» para lograr el intercambio de dos estadounidenses detenidos en territorio ruso, Brittney Griner y Paul Whelan, por el ruso Viktor But, conocido como «el mercader de la muerte».

Blinken también señaló que tiene previsto hablar en los próximos días con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en la que será la primera conversación entre ambos desde que estalló el conflicto con Ucrania, el 24 de febrero pasado.

Más tarde Moscú precisó que aún no había recibido una solicitud formal de la parte estadounidense para organizar esta conversación.

El Kremlin, a su vez, se mostró sorprendido por la difusión del tema anunciado por Blinken para tratarlo con Lavrov, ya que se trata de un asunto que no admite de «filtraciones a la prensa».

«Habitualmente se dan a conocer los acuerdos ya alcanzados», señaló el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Griner es una baloncestista que está acusada de posesión y contrabando de drogas. La doble campeona mundial y olímpica con su país fue detenida en febrero pasado en el aeropuerto de Sheremétievo de Moscú tras hallar los funcionarios de aduanas entre sus pertinencias aceite de cannabis, sustancia prohibida en Rusia.

Whelan es un exinfante de marina detenido por agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) en un hotel de Moscú en 2018 y condenado a 16 años de prisión tras hallarlo culpable de «actividades de espionaje» a favor de Estados Unidos.

But cumple 25 años de cárcel en EE. UU., entre otras cosas, por conspirar para matar a ciudadanos estadounidenses y vender armas a la antigua organización guerrillera de las FARC colombianas.

Otro artículo de interés: Fuerte discrepancia entre líderes religiosos por Ucrania

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s