Severo plan de ahorro energético en Europa

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: 2happy from stockvault.net

Lectura: 5 minutos

Los 27 estados miembros de la Unión Europea se han puesto en marcha para conseguir reducir el consumo de gas ruso en un plazo que va desde el 9 de agosto hasta el 31 de marzo del año que viene.

Se trata de un plan acordado hace dos semanas para preparar a la UE para un posible corte del gas por parte de Rusia

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advirtió la semana pasada que Europa debe prepararse para la «peor situación» en relación con Rusia y el control de su producción de gas.

Según la Comisión Europea, hay que ahorrar un total de 45.000 millones de metros cúbicos de gas para alcanzar el objetivo en los próximos siete meses,

Alemania que consume el 40% del gas ruso que importa la Unión Europea tendría que prescindir de unos 10.000 millones de metros cúbicos.

Algunos países que dependen en gran medida de las importaciones de gas ruso, como Hungría, a traves del primer ministro, Viktor Orbán, ha exigido quedar al margen de las nuevas medidas de ahorro de gas.

La UE no ha impuesto sanciones contra el gas natural ruso pese a lo que Moscú ha reducido significativamente el suministro de gas a la UE en los últimos meses.

Bruselas lo interpreta como una medida de represalia tras las sanciones aplicadas a Rusia por la Unión Europea por la invasión de Ucrania.

En España el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, ha reclamado al Partido Popular, principal opositor, de centro derecha, y favorito a ganar las proximas elecciones, «unidad, responsabilidad y solidaridad» pese a que entiende que es «predicar en el desierto».

El país comienza el miércoles a apagar las luces por disposición del gobierno en todos los edificios públicos y vidrieras comerciales desde las 22hs, una medida que ha levantado una oleada de críticas, en plena etapa de turismo veraniego.

Sánchez ha aludido directamente al «bloqueo» que «de siempre» ha sometido la oposición ante los grandes asuntos a los que se ha enfrentado España en los últimos tiempos, como la pandemia de coronavirus, y, en concreto, a la postura que mantiene ante el plan diseñado por el Gobierno para ahorrar energía.

El presidente del Gobierno ha recalcado que la unidad a la que apela es la misma que impera en Europa; la responsabilidad, en tanto en cuanto «tenemos que cumplir con lo que aprueba el Consejo de Ministros» y con «los acuerdos de Bruselas»; y solidaridad con los países con mayor dependencia del gas y el petróleo rusos.

«España no es europeísta solo por necesidad, sino fundamentalmente por convicción. Eso exige que arrimemos el hombro y nos sumemos al esfuerzo colectivo para hacer frente al chantaje de Putin», ha proclamado.

Y por este motivo, ha dicho, España se sumará a ese «esfuerzo colectivo que se nos pide» a través de un conjunto de medidas de ahorro que es «coherente y concordante» con lo acordado en Bruselas.

Sánchez ha señalado que, en ocasiones, «es necesario no olvidar el origen de un problema», que en este caso es que «Europa está sufriendo una guerra en sus fronteras», y que la situación exige «la máxima unidad» de todos los Estados miembros.

Una unidad, ha abundado, frente a «una agresión ilegal, injusta e injustificada» y frente «al agresor, ─Vladímir─ Putin», y que se debe plasmar en el envío de ayuda humanitaria y la acogida de refugiados, en el caso de España, más de 130.000 ucranianos.

Pero también en la aprobación de sanciones económicas a Rusia y en la respuesta de toda la UE a la hora de «abordar las consecuencias económicas y sociales» del conflicto bélico.

Sánchez ha recalcado que gracias al «arduo trabajo» de los Gobiernos de España y Portugal se consiguió un tope al precio del gas que «nos blinda» ahora y en los meses «más duros» del otoño y el invierno, y eso, ha reseñado, está teniendo «una repercusión positiva en la economía».

El presidente español ha apelado a esa misma unidad para poder aprobar «definitivamente» en las próximas semanas una reforma del mercado eléctrico y así desacoplar la evolución del precio del gas, lo que a la postre ayudará a «amortiguar la inflación» y «proteger» a las familias, y también para fijar un precio máximo de los derechos de emisión.

Sánchez ha recalcado que es España quien está «liderando, desde las propuestas, las soluciones para las familias y las empresas», y esa unidad a la que remite se ha trasladado al «objetivo común» de ahorrar un 15 % el consumo de energía, aunque en el caso de España será del 7 %.

Ese objetivo común, ha recalcado Sánchez, busca «ahorrar energía, hacer frente al chantaje energético de Putin y ahorrar dinero» en la factura energética ante la «emergencia climática que, por desgracia, estamos viviendo de una manera intensa» este verano.

Otro artículo de interés: Sospechoso recorte de gas ruso a Europa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s