Crisis energética en Europa  (I)

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Primer ministro de Hungría, Viktor Orbán / Foto: Palácio do Planalto

Lectura: 2 minutos

La empresa rusa Gazprom aumentó el flujo de gas hacia Hungría a través del gasoducto Turkstream, que lleva el gas al país europeo pasando por Serbia, según comunicó un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores húngaro.

Hungría, miembro de la Unión Europea, ha mantenido un sistema que denomina «relaciones pragmáticas» con Moscú desde la invasión rusa de Ucrania, una estrategia que ha creado tensiones con algunos aliados occidentales que presionan por adoptar una línea más dura.

Hungría, que depende en un 85% del gas ruso, se opone con firmeza a las sanciones a las importaciones de gas ruso decididas por la UE desde el asalto de tropas rusas a Ucrania.

El primer ministro, Viktor Orbán, también ha presionado para conseguir una exención de las sanciones de la UE a las importaciones de crudo ruso.

El mes pasado, el ministro de Relaciones Exteriores, Peter Szijjarto, se reunió en Moscú con su homólogo ruso, Sergéi Lavrov, para tratar de conseguir otros 700 millones de metros cúbicos de gas, además del acuerdo de suministro a largo plazo con Rusia.

En virtud de un acuerdo posterior, Gazprom comenzó a aumentar los flujos de gas a Hungría el viernes, dijo el secretario de Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores húngaro, Tamas Menczer, en un comunicado.

Menczer dijo que Gazprom añadirá 2,6 millones de metros cúbicos de gas al día a las entregas previamente acordadas a través de Turkstream hasta agosto, y que la cantidad de entregas de septiembre se está negociando.

Las reservas húngaras almacenaban 2.840 millones de metros cúbicos de gas a mediados de julio, el nivel más bajo de los últimos cinco años según datos del regulador energético nacional.

En virtud de un acuerdo firmado el año pasado, antes del inicio de la guerra en la vecina Ucrania, Hungría recibe 3.500 millones de metros cúbicos de gas al año a través de Bulgaria y Serbia gracias a su acuerdo a largo plazo con Rusia, y otros 1.000 millones de metros cúbicos a través de un gasoducto desde Austria.

El acuerdo con Gazprom tiene una duración de 15 años, con la opción de modificar las cantidades compradas al cabo de 10 años.

Otro artículo de interés: Gasoducto España-Francia a construir en 2023

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s