Boris se lava la manos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Primer ministro británico, Boris Johnson / Foto: Number 10

Lectura: 2 minutos

El primer ministro Boris Johnson, todavía en el poder pese al descrédito y errores de su gobierno, elude la presión de las famiias que ven avanzar la temporada invernal con amenazas de un sustancial aumento en las facturas de gas y electricidad.

El desacreditado político conservador ha dicho públicamente que los problems energéticos los debe resolver el próximo gobierno, que no tiene fechas de inicio como tampoco el mismo no tiene de fin de mandato.

Los grupos sociales presionan sobre el gobierno con el anuncio de una «crisis humanitaria» este invierno que recaera sobre los hogares con bajos ingresos debido al aumento de las facturas de energía.

Boris Johnson, se ha resistido a los llamados para que proporcione más apoyo a los hogares insistiendo en que su Gobierno dejará las principales decisiones fiscales al próximo primer ministro, que debería tomar posesión a principios de septiembre.

«El país se enfrenta a una crisis humanitaria», dijo Matthew Taylor, director ejecutivo de la NHS Confederation, que representa a las organizaciones del sector sanitario.

«Muchas personas podrían enfrentarse a la terrible elección de saltarse las comidas para calentar sus casas o tener que vivir en condiciones frías, húmedas y muy desagradables», dijo Taylor en un comunicado.

La situación podría provocar brotes de afecciones respiratorias, enfermedades mentales, empeorar las condiciones de vida de los niños y aumentar la presión sobre el Servicio Nacional de Salud (NHS), que ya está al límite, añadió.

Un portavoz del Ministerio de Sanidad británico dijo que el Gobierno ya estaba ayudando a los hogares mediante un paquete de de 37.000 millones de libras (44.000 millones de dólares) anunciado en mayo, y que también estaba trabajando para aumentar la capacidad del NHS.

La factura promedio anual de los hogares británicos, que incluye el gas y la electricidad, parece que volverá a duplicarse hasta superar las 4.000 libras anuales (4.766 dólares) en enero, lo que agravará la inflación, que ya superó el 10% en julio.

Ante la creciente presión, el gobierno de Johnson dijo la semana pasada que estaba trabajando en un paquete de apoyo por el alza del costo de la vida para que el próximo primer ministro lo considere.

El Partido Laborista de la oposición reclama al parlamento directamente que se congelen las facturas.

Otro artículo de interés: Brusco aumento de tasa de interés en Gran Bretaña

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s