Alemania nacionaliza gigante energético Uniper

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Canciller alemán, Olaf Scholz / Foto: Statsministerens kontor

Lectura: 5 minutos

Golpeado por la crisis del gas, el grupo finlandés se encontraba virtualmente quebrado con miles de millones de euros de pasivo solo en actividad por el aporte del estado alemán.

Alemania va a nacionalizar el gigante energético Uniper, asfixiado por los cortes de suministro de gas ruso, anunciaron el Gobierno de Berlín y el propietario finlandés de la empresa, el grupo público Fortum.

«El Gobierno se hará cargo de alrededor de 99 % de Uniper», dijo el ministerio alemán de Economía en un comunicado. «Uniper es un pilar central del suministro energético alemán», explicó Berlín para justificar la intervención. La empresa suministra gas a cientos de municipios alemanes.

El acuerdo sustituye un plan de ayuda inicial dado a conocer en julio, bajo el cual Berlín habría tomado una participación de 30 % del grupo, primer importador de gas de Alemania.

Berlín comprará ahora todas las acciones de Fortum a un precio de 1,70 euros por acción, por un total de 500 millones de euros, según el documento. Alemania también realizará un aumento de capital de la empresa por 8.000 millones de euros, indicó el Gobierno.

Esta «desinversión de Uniper es el paso correcto, no solo para Uniper sino también para Fortum», comentó el grupo finlandés en un comunicado. La empresa era el principal cliente del gigante ruso Gazprom en Alemania.

Para cumplir sus contratos, ahora deberá obtener el gas en el mercado al contado, donde los precios se han disparado. En total, las pérdidas sufridas ascienden a «8.500 millones de euros», indicó Fortum.

La situación se agravó cuando Gazprom cerró temporalmente su gasoducto Nord Stream 1, principal proveedor de gas ruso en Alemania, a inicios de septiembre.

Berlín ha advertido en los últimos meses del «efecto Lehman Brothers» que una quiebra de Uniper tendría en los mercados energéticos. Dada la importancia de Uniper, su colapso sacudiría el mercado energético y provocaría escasez de energía para sus miles de clientes.

El gigante alemán de la energía Uniper registró una pérdida de 12.300 millones de euros (12.520 millones de dólares) en el primer semestre de este 2022 debido a la baja del suministro de gas ruso a causa de la guerra en Ucrania.

«Para respetar los contratos con sus clientes, Uniper se vio y se ve obligado a comprar gas a precios más elevados en el mercado», explicó en un comunicado la empresa, que recibe la ayuda del estado para conservar su solvencia. Los ajustes contables relacionados con la reducción del suministro y con el gasoducto Nord Stream 2 también pesaron varios miles de millones de euros en el resultado de la empresa, se indicó.

El propósito de la Agencia Federal de Redes (Bundesnetzgentur) es no utilizar más el gas para el suministro eléctrico, según informa el semanario «Der Spiegel».

Por el momento solo se plantea reactivar una planta en Baja Sajonia (centro del país), de acuerdo con el plan aprobado el pasado 14 de julio por el Ministerio de Economía y el Clima, que implica de facto un replanteamiento del calendario del adiós al cárbon como energía fósil.

El ministro de Finanzas, el liberal Christian Linder, se pronunció ya el pasado fin de semana a favor de no utilizar más gas para el consumo eléctrico.

Pese a la interrupción durante diez días de los suministros a través de Nord Stream, a mediados de julio, y a que tras su restablecimiento sólo se está recibiendo en el país aproximadamente un 20 % de la capacidad, los depósitos alemanes han seguido subiendo lentamente su nivel. Del 64,5 % que marcaban los depósitos hace unos diez días se ha pasado al 68,5 %, según datos de la Bundesnetzagentur.

El objetivo del ministro de Economía y Protección del Clima, el verde Robert Habeck, es alcanzar el 75 % a principios de septiembre y el 95 % en noviembre, para garantizar con ello el suministro de gas preciso para el invierno.

El Partido Liberal (FPD) de Lindner propone, además, aplazar la desconexión de las tres últimas plantas atómicas del país, que según el calendario del apagón nuclear deberán desactivarse a final de este año. El tercer socio de coalición del canciller socialdemócrata Olaf Scholz propone, incluso, reactivar otras tres plantas nucleares recientemente desactivadas, lo que técnicamente sería factible.

Los verdes de Habeck descartan ambas opciones, aunque las corrientes más pragmáticas del propio partido ecologista empezaron a no descartar categóricamente una prolongación de la actividad en las tres últimas aún en funcionamiento, más allá del 31 de diciembre de 2022.

Otro artículo de interés: Alemania expropia filial del gigante ruso Gazprom

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s