Alemania expropia filial del gigante ruso Gazprom

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Adam Rose

Lectura: 2 minutos

Alemania se apoderó de la unidad local del gigante petrolero ruso Rosneft PJSC mientras Berlín avanza para tener el control absoluto de su industria energética, asegurar los suministros y terminar con décadas de profunda dependencia de Moscú para el combustible.

Junto con su medida sobre la unidad de Rosneft, el Gobierno está en conversaciones avanzadas para hacerse cargo de Uniper SE y otros dos importantes importadores de gas, informó Bloomberg el jueves.

Alemania avanza con una revisión histórica de su economía solo dos años y medio después de la pandemia de COVID-19, tomando el control de una gran parte de su base industrial para evitar escasez y apagones durante el invierno.

La decisión sobre las próximas medidas podría darse en unos días. La necesidad de actuar es urgente, ya que Uniper pierde €100 millones (US$99,7 millones) al día en su intento por reemplazar el gas ruso para mantener el suministro a las empresas de servicios públicos y los fabricantes locales.

Alemania se ha visto particularmente afectada por el enfrentamiento económico con el Kremlin debido a su dependencia del gas y el petróleo ruso como fruto de la relación entre Angela Merkel y Vladímir Putin.

Las sanciones y los esfuerzos de Moscú para castigar económicamente a Europa por su apoyo a Ucrania corren el riesgo de llevar a Alemania a la recesión. Su sector energético está inestable por la escasez de suministros, y los rescates del Gobierno se están viendo eclipsados rápidamente por la escala de la crisis.

Debido a las sanciones relacionadas con la guerra en Ucrania, Alemania se prepara para dejar de comprar crudo ruso antes de fin de año y necesitaba asegurarse de que la participación del Kremlin en sus refinerías clave no se convirtiera en una amenaza.

La precipitación sobre la unidad de Rosneft es una escalada del enfrentamiento económico con Rusia a medida que Berlín deshace décadas de estrecha colaboración. Uno de los activos más críticos en el acuerdo es la refinería de Schwedt cerca de la frontera con Polonia, que abastece de combustible a Berlín y el este del país.

Otro artículo de interés: Francia exporta gas a Alemania

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s