Meloni muestra fortaleza de su gobierno en Italia

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente francés, Emmanuel Macron, junto a primera ministra italiana, Giorgia Meloni / Foto: Governo Italiano

Lectura: 4 minutos

Jefa de gobierno de la turbulenta Italia, mujer en un circuito político dominado por hombres, soportando violentos ataques de la prensa, crítica implacable de la ideología de izquierda.

A pesar de este panorama, Meloni sigue adelante con un gobierno que reemplaza a la alianza socialdemócrata – partido comunista después de cuatro décadas en el poder con mínimas interrupciones.

Meloni lleva un mes en el poder tras su clara victoria en las últimas elecciones con una coalición conservadora en alianza con la derecha.

Está convencida que su Gobierno «durará mucho tiempo» porque cuenta «con una mayoría clara, un programa común y un mandato popular», a pesar de tener que dirigir el país «en uno de los momentos más complejos de su historia».

«En nuestro sistema una persona sola no puede marcar la diferencia: se necesita un equipo. Por eso sé que este Gobierno durará mucho tiempo, también porque Italia ha pagado durante demasiado tiempo la ausencia de estabilidad», asegura una entrevista que publica este martes el «Corriere della Sera», la primera desde su nombramiento.

Meloni, jefa de la agrupación Hermanos de Italia (FdI), ganadores de las elecciones con un 26% de los votos, preside un Ejecutivo donde no han faltado tensiones con sus socios.

La prensa hace esfuerzos cotidianos por ligar la política de Meloni al dictador Mussolini.

La Liga, de Matteo Salvini, y la conservadora Forza Italia (FI), de Silvio Berlusconi, con un 9% cada una de ellas son los socios de la nueva jefatura de gobierno en Italia.

En la entrevista, la primera ministra se refiere a los Presupuestos aprobados por su Gobierno, centrados en «el crecimiento económico y la atención al trabajo, empezando por asegurar el sistema de producción frente a los altos precios de la energía» y defiende que, frente a los que decían algunos, ha elegido «apoyar a los más débiles y reforzar la clase media».

Sobre la polémica Renta de Ciudadanía, un subsidio para desempleados aprobado la pasada legislatura y que se eliminará totalmente en 2024, insistió en que esta medida «no ha servido para contrarrestar estructuralmente la pobreza y no ha funcionado como instrumento de integración en el mercado laboral».

Meloni, que no teme que sus socios de gobierno compliquen el trámite parlamentario de los Presupuestos, que deben ser aprobados por el Parlamento y enviados a Bruselas antes de final de año.

Señala que ha resuelto los problemas que tuvo con Berlusconi durante la elección de los ministros: «Hablamos a menudo sobre todas las cuestiones fundamentales y también con Salvini tengo una relación constante y continua».

Rechaza que FdI no haya roto con el pasado fascista -«El nuestro es un gobierno moderno, de derecha conservadora, como muchos otros en el mundo occidental»- y dice que la izquierda «está desconcertada» por la «seriedad» de su Ejecutivo:

«La deuda está en su nivel más bajo de los últimos meses y a nivel internacional hay una gran atención hacia Italia».

Sobre un posible aislamiento en la UE por temas como la inmigración, que ya ha sido causa de un enfrentamiento con París, Meloni subraya que «las relaciones con Europa son buenas».

Nunca hemos tenido «problemas con Francia», al tiempo que destaca que la posición italiana en este tema «ha dado un resultado concreto: por primera vez la ruta del Mediterráneo central se considera prioritaria en un documento de la Comisión Europea».

Además, critica a las ONG humanitarias en el Mediterráneo porque «algunas llevan a cabo un actividad predominantemente ideológica que (…) encuentra una convergencia natural con los intereses de los contrabandistas».

Y sobre la posibilidad de que rusos y ucranianos se sienten a dialogar, se muestra escéptica: «Putin no está mostrando mucha voluntad de negociar. Merece la pena seguir apoyando a Ucrania porque la posibilidad de abrir una mesa sólo puede surgir sobre la base de un equilibrio de fuerzas. Hablé con Xi sobre la importancia que puede tener China para mantener vivo un canal diplomático con Moscú».

Otro artículo de interés: Meloni cosecha más adeptos en Italia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s