COVID-19 vino para quedarse

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: QuantFoto

Lectura: 1 minuto

Los efectos colaterales de deshacerse de la política «cero COVID» siguen siendo muy inciertos producto de la irregular cobertura de vacunas en China, las frágiles estructuras de salud y la falta de claridad sobre el alcance real de las infecciones a medida que los casos de COVID-19 comienzan a aumentar.

El Banco Mundial recortó el martes su perspectiva de crecimiento de China para este año y el próximo, enumerando el impacto de la abrupta relajación de las estrictas medidas de contención del COVID-19 junto con otros factores, incluido la inestabilidad en el sector inmobiliario.

El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, citó el resurgimiento de los casos de virus en China como una presión a la baja sobre la economía global, mientras que Taiwán enumeró la propagación de COVID-19 en China como una gran incertidumbre que enfrenta su economía.

Sin embargo, la opinión de consenso sigue siendo que si China logra controlar ─lo que la secretaria del Tesoro de EE. UU., Janet Yellen, llamó el «problema muy complejo»─, su situación frente al COVID-19, esto impulsaría tanto su economía nacional como la mundial.

«Si espera seis meses para la salida de la ola de COVID… llegaremos a un punto en el que China, como todos los demás, vivirá con COVID», dijo Mike Gallagher, director de investigación de Continuum Economics.

Otro artículo de interés: China expulsa emprendedores

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s