Joven ajedrecista iraní desafía al régimen

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Ajedrecista profesional iraní, Saradasat Khademalsharieh / Foto: Majid Mardanian

Lectura: 3 minutos

La ajedrecista profesional iraní Saradasat Khademalsharieh, también conocida como Sara Khadem, fue vista compitiendo sin el hiyab obligatorio en el Mundial de partidas rápidas, llevado a cabo esta semana en Kazajistán.

La joven maestra iraní de 25 años apareció sin velo durante ese campeonato mundial organizado por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), un gesto considerado como una muestra de apoyo a las protestas que sacuden Irán desde hace más de tres meses, desde la muerte de la joven Mahsa Amini.

Amini, de 22 años, murió el 16 de septiembre tras ser detenida por la policía de la moral en Teherán, por supuestamente no ajustarse a la estricta indumentaria femenina obligatoria en Irán, que incluye el uso del hiyab en público.

Consciente de que su seguridad corre peligro, Sara Khadem, nacida en 1997, se trasladará con su familia a España, donde probablemente solicitará asilo, según detalló El País en las últimas horas. La ajedrecista ocupa el puesto 804 a nivel mundial y es la número 10 en Irán, según la Federación Internacional de Ajedrez.

La federación local iraní reaccionó el miércoles afirmando que Khadem no estaba representando a la República Islámica: «Esta jugadora de ajedrez participaba por su cuenta» en el torneo, declaró el jefe de la federación de ajedrez iraní, Hassan Tamini, citado por la agencia Fars.

«Khademalsharieh no participó en esas competiciones a través de la federación, sino que fue de forma independiente e hizo esta acción», insistió.

«No esperábamos que esa ajedrecista hiciera eso porque había participado en competiciones previas conforme a las normas», agregó.

Las atletas femeninas están obligadas a cumplir con el código de vestimenta también en el extranjero cuando representan a su país en eventos internacionales, pero algunas han aparecido recientemente en competiciones sin cubrirse la cabeza.

Por ejemplo, el pasado octubre, la escaladora Elnaz Rekabi solo llevó una cinta en la cabeza durante un evento en los Campeonatos asiáticos en Seúl. A su regreso fue recibida como una heroína por decenas de personas que acudieron al aeropuerto Imán Jomeini de Teherán.

Posteriormente, la atleta se disculpó por el incidente e insistió en que su velo se le había resbalado accidentalmente, en comentarios a los medios estatales.

El deporte se ha convertido en un terreno sensible durante las protestas, con varias atletas femeninas prominentes mostrando su apoyo a los manifestantes, como también hicieron futbolistas masculinos durante el Mundial de Qatar 2022.

Otro artículo de interés: Masivas condenas en Irán

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s