Australia busca desesperadamente trabajadores

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Escasean chefs, meseros, cantineros y baristas / Foto: Alpha

Lectura: 2 minutos

Australia está revisando todo su sistema de visas e inmigración en un esfuerzo por aumentar rápidamente su fuerza laboral.

La revisión se publicará en febrero.

Desde que cerró sus fronteras de golpe durante el COVID-19, el país ha tenido problemas para encontrar suficientes trabajadores calificados y no calificados en pos de ocupar puestos de trabajo e impulsar la economía.

Después de Canadá, Australia tiene la segunda peor escasez de habilidades entre los países más ricos del mundo.

Debajo de la Ópera de Sídney, Solotel, un bar y restaurante frente al mar, pide a gritos personal.

Su director ejecutivo, Elliot Solomon, dijo que necesitan con urgencia chefs, meseros, cantineros y baristas.

«Tenemos un par de restaurantes de alta cocina y no podemos abrir ciertos días porque no tenemos suficiente personal», dijo.

Solomon dijo que los salarios aumentaron un 25% en un año.

Otros restaurantes están enviando personal extranjero al país y brindando alojamiento.

En marzo, la mochilera británica Chloe Ankers se mudó de Manchester a Cairns y ahora a Sídney.

Dado que la mayoría de los extranjeros prefieren la playa a la selva, la escasez de personal es aún peor en áreas regionales y remotas.

Antes de COVID, el 80% del trabajo agrícola de temporada provenía de mochileros.

Trescientas millas al oeste de Sídney, en Leeton, se dejan pudrir toneladas de naranjas porque no hay suficiente gente para recogerlas.

El propietario del huerto, Frank Mercuri, dijo que es «devastador», ya que su negocio ha perdido más de 60.000 kilos de fruta.

Los australianos no están llenando estos trabajos: la tasa de desempleo es la más baja en 48 años.

Es un mercado de empleados. Una encuesta realizada por el National Australia Bank encontró que una de cada tres empresas quiere contratar a más personas.

Se necesita un total de casi medio millón de trabajadores en casi todas las industrias, desde la hostelería y el turismo hasta la construcción, la tecnología, la agricultura y la minería, además de profesores y enfermeros.

También hay una grave escasez de comerciantes; mecánicos, constructores y plomeros: la lista continúa.

El propietario de un taller de automóviles, Cameron Virtue, está bajo presión y no puede expandir su negocio. Sin suficientes técnicos, está trabajando 70 horas a la semana.

Otro artículo de interés: Crisis de empleo gastronómico en Australia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s