Esfuerzos de Gran Bretaña y UE para proteger frontera entre dos Irlandas

INTERNACIONAL

46576278725_1b7bd6c4ee_z
Theresa May / Foto: Tiocfaidh ár lá 1916

El «Acuerdo de Viernes Santo», firmado en 1998 para terminar el conflicto entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, puso la piedra fundamental para la cuestión fronteriza que ahora complejiza aún más al «Brexit».

El 1998, los Gobiernos del Reino Unido y de la República de Irlanda alcanzaron un pacto conocido como el «Acuerdo de Viernes Santo», con el que lograban poner fin a 30 años de conflicto armado en Irlanda del Norte entre unionistas protestantes y republicanos católicos.

El acuerdo de Viernes Santo consolidó una estabilidad que podría estar en riesgo en el marco del proceso de «Brexit», ya que la salida del Reino Unido de la Unión Europea dejaría a las dos Irlandas en diferentes regímenes aduaneros.

La falta de un acuerdo para el «Brexit» y el riesgo de que una salida sin acuerdo genere una frontera rígida, incluso física, entre los dos países, hizo que la primera ministra británica Theresa May y el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker acordaran una cláusula de «salvaguarda» conocida como «Backstop».

El mecanismo propone que, en caso de que el Reino Unido y la UE no alcancen un «Brexit» con acuerdo, Irlanda del Norte permanecería dentro del mercado común al menos hasta diciembre de 2020. Si en ese período aún no se logró un acuerdo, la salvaguarda podría extenderse hasta que haya un acuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s