Refundar una Nación

OPINIÓN

rodins-thinker-in-front-of-congress-at-buenos-aires-argentina_800

Por Hugo Flombaum, analista político. Columnista de LaCity.com.ar. Tercer y último envió del breve ensayo sobre el Estado de la Nación. (Ver Lacity.com.ar Primera Parte; Segunda Parte)

Parte Final

Un proyecto de refundación es muchísimo más dificultoso que fundar una nación.

Tirar el lastre es sin duda la parte más complicada. ¿Quién determina cuál es el lastre, quién y cómo se determina quién y por qué serán los refundadores?

Si recurrimos a antecedentes de refundaciones debemos recurrir a naciones que resurgían de guerras con pueblos amalgamados en la mística de la reconstrucción.

Claramente no es nuestro caso, no porque nuestra situación no sea equiparable a la de una posguerra, pasamos de cero indigencia y cinco por ciento de pobreza a los índices actuales, sino porque en la conciencia colectiva aún seguimos creyendo que los culpables son o los que integran uno u otro sector interno, y no un sistema político que no supo ver el camino que debía tomar en la nueva era, de esa manera es imposible amalgamar la voluntad necesaria para una refundación.

Podríamos simplemente esperar, existen los decepcionados que observan y dicen «cuando toquemos fondo veremos», qué significa tocar fondo, más miseria, más indigencia, más inseguridad, más descomposición social.

Claro para tomar un atajo y comenzar la reconstrucción necesitamos lo que cualquier nación tuvo, fundadores, un grupo de hombres y mujeres que con altruismo y firmeza puedan sentarse en una mesa a determinar las bases de la refundación.

Cómo los elegimos, quién los elige, esa es la cuestión.

Determinar cuál es la carta de presentación de un fundador puede ser un comienzo. Podemos coincidir fácilmente en alguna de ellas, no pueden sentarse a la mesa aquellos que vienen a sacar provecho de ella, solo se aceptan a aquellos que vienen a poner de lo suyo, no se admiten reclamantes, solo se admiten aportantes. Refundar es conjugar la voluntad de millones atrás de un objetivo con un plan consensuado.

Es muy difícil crear algo en base a sacar sin haber creado algo para entregar.

Nuestra frustrada nación viene siendo conducida en casi todas sus instituciones por saqueadores no por creadores. Con empresarios prebendarios, con sindicalistas que defienden a trabajadores de empresas prebendarias, con asaltantes de la cosa pública y con sindicalistas que defienden a los trabajadores del estado aun a sabiendas de que saquean la cosa pública.

El paradigma de la economía mundial cambió en los últimos 40 años, la mayoría cree que fue la tecnología o la ciencia la que generó el nuevo curso de la historia moderna, en realidad lo que determinó a esta nueva etapa de desarrollo fue la paz.

Alemania, Francia, los países del este europeo y España, no teniendo hipótesis de guerra por delante y finalizada la guerra fría con el comunismo emprendieron la refundación de sus naciones, algunas como Francia con la quinta república, España con el Pacto de la Moncloa, Alemania con la unificación y los países del este retornando a la democracia.

La creación de la Unión Europea y la caída del comunismo fueron los hechos que generaron las condiciones para que la ciencia y la tecnología en lugar de ocuparse de ganar guerras se ocupen en modificar la vida de la gente.

Aun con todos estos antecedentes nuestro país cayó en la decadencia de enfrentamientos estériles que desembocaron en gobiernos dictatoriales y luego democráticos que nos llevaron a una anomia en lo social y al aislamiento económico.

Hoy a la verdadera antinomia a la que nos enfrentamos no es Cristina o Mauricio, es continuar con la destrucción del país o refundar la Nación.

Para iniciar el proceso de refundación es ineludible la participación de delegados de todo el territorio nacional, para que esta participación esté a la altura del objetivo se podría rescatar el proyecto de regionalización propuesto en los 90, que presumía que la actual conformación geográfica era inviable.

Claramente repensar la participación de las organizaciones de tercer grado será una tarea necesaria, muchas de ellas fueron parte del fracasado intento de conformación de la nación.

Si las organizaciones empresarias se conformaron sobre la base de obtener prebendas están inhabilitadas de participar. Lo mismo para las organizaciones de tercer grado de los trabajadores. Es impensable que puedan aportar algo positivo instituciones que defiendan actividades improductivas que en definitiva horadan el salario de los que trabajan aumentando los precios de los productos.

Cada prebenda, cada subsidio, cada protección es pagada por el bolsillo de los que aportan bienes y servicios a precios sostenibles en el comercio global.

Todos los países protegen y subsidian, sin duda, pero lo hacen en función de un objetivo que redunde en el bien común, no en el interés de individuos o instituciones que se enriquecen en base al esfuerzo del conjunto,

Deben participar en resumen delegados de regiones sustentables, delegados de instituciones que representen a la producción sustentable elegidos de las organizaciones de segundo grado y delegados de la civilidad que pueda por su peso individual ayudar a dar contenido a la Nación en expectativa.

Ese grupo de refundadores deberá tener el consenso y el poder para encarar reformas estructurales, que den posibilidad de generar una Nación que produzca bienes y servicios para el mundo y que pueda generar un hábitat que permita la locación de emprendimientos con alto nivel de salarios. Lo que supone buena educación y salud pública, seguridad y una relación armoniosa con el medio ambiente.

Para lograr ese objetivo es necesario reformar de cuajo nuestra legislación ordenándola de tal forma que la justicia sea posible y se pueda reformar la estructura que la administra para que llegue en tiempo y forma a resolver las demandas de la comunidad.
Generar las bases tanto normativas como administrativas para recuperar la posibilidad de contar con agentes, docentes, servicios e instituciones públicas que las caracterice la capacidad de servir y no de ser servido.

Restablecer una relación entre lo público, el gobierno y lo privado que tenga como único objetivo el bien general. Para eso generar una normativa que impida a los gobiernos adueñarse del estado y a los privados utilizar lo público en su beneficio.

Los criterios de promoción de la producción del siglo pasado han sido enterrados por el avance de la globalización económica y el cambio sustancial del escenario político.

Las hipótesis de conflicto que fundamentaron mucha de las decisiones de inversión en el siglo pasado hoy no tienen sentido. La necesidad de contar con el autoabastecimiento de bienes para lograr la autodeterminación es un concepto perimido.

La única hipótesis que hoy gobierna a las inversiones es la competitividad en el comercio global. Debemos producir aquello que nos permita crecer en presencia e importancia en la economía mundial, dentro de ese concepto debemos asignar los recursos públicos (es decir del público) a subvencionar, proteger y apoyar a las distintas áreas productivas que cumplan con ese objetivo.

La redistribución de la población debería ser una hipótesis para cada proyecto subvencionado. Cada aporte de dinero público para un nuevo proyecto productivo deberá contemplar la relocalización de habitantes en los territorios promovidos.

El vacío provocado por la desaparición de todos los partidos políticos, pero nos da la oportunidad de reunir al conjunto de hombres y mujeres que impulsen la refundación con objetivos superadores de debates inútiles.

No se podrán ocultar de ninguna manera las diferentes opiniones e intereses pero en el marco de la construcción de una Nación compartida la posibilidad de disenso se convierte en el motor del progreso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s