Cambio de Maduro en Venezuela prioridad para gobierno de EE. UU.

INTERNACIONAL

22519341670_e08135fd73_z
Senador Marco Rubio / Foto: Gage Skidmore

Lectura: 3 minutos

Marco Rubio tiene un mensaje para Venezuela: mientras él esté en el Senado y siga asesorando, como hace, al presidente Donald Trump, el relevo de Nicolás Maduro al frente del país seguirá siendo una prioridad en la política exterior de Estados Unidos. «La situación de Venezuela ha desatado una crisis sin precedentes en nuestro hemisferio», asegura el senador por Florida, que tiene asiento en las decisivas comisiones de Exteriores e Inteligencia. «El presidente Trump sigue teniendo entre sus prioridades abordar la crisis creada por la “narcotiranía” de Maduro en Venezuela», añade, en español, a las preguntas de ABC.

Dado que la Administración norteamericana tiene abiertos más frentes de los que puede abordar a la vez ─desde la guerra comercial con China al programa nuclear de Irán─ Rubio, republicano y de ascendencia cubana, se ha convertido en el principal defensor del cambio en Venezuela en Washington, asesorando al presidente sobre una crisis que ya ha provocado cuatro millones de refugiados en Sudamérica.

Unos 72.000 de ellos han pedido asilo en EE. UU. en los pasados cuatro años, según Naciones Unidas, y ahora el senador trabaja para que el gobierno les ofrezca protección migratoria especial y desista de deportarlos.

Rubio ha apoyado de forma decisiva al opositor Juan Guaidó desde que este se proclamara presidente encargado de Venezuela el 23 de enero. El apoyo del senador se mantiene aun a pesar de las acusaciones de corrupción contra dos colaboradores del presidente interino en Colombia, investigados por malversación de fondos recaudados para ayuda humanitaria.

Rubio cree que Guaidó ha operado de forma transparente: «A diferencia de Maduro y su cúpula delictiva, que lo único que han hecho es destruir el país con su corrupción y mentiras, el presidente interino Guaidó de inmediato pidió a la fiscalía de Colombia que investigara la situación». «Existe una clara diferencia entre la “narcodictadura” de Maduro y el nuevo gobierno interino», añade el senador.

Desde que Guaidó juró el cargo, el núcleo duro de la política estadounidense hacia Venezuela lo han conformado el propio Rubio, el secretario de Estado [ministro de Exteriores] Mike Pompeo y el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

Los tres se han involucrado plenamente en el intento de forzar el relevo de Maduro, advirtiendo incluso en varias ocasiones de la posibilidad de una intervención armada en colaboración con otros socios de EE. UU. en el continente americano. De acuerdo con la legislación norteamericana, es el Capitolio y no el presidente quien debe autorizar las intervenciones armadas en el extranjero.

Artículo relacionado: Maduro se beneficia con división opositora en Venezuela
Artículo relacionado: Más de cuatro millones de personas huyeron por crisis en Venezuela según ONU

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s