Bolsonaro aplica medida de excepción para frenar incendios en el Amazonas

BRASIL

29/08/2019 Solenidade de Lançamento do Projeto em Frente Brasil
Presidente brasileño, Jair Bolsonaro / Foto: Palácio do Planalto

Lectura: 3 minutos

El presidente Jair Bolsonaro decidió avanzar en el rechazo a una tradicional manera de cultivar la tierra en la zona del Amazonas, debido a los enormes incendios que se registran desde hace treinta días provocando preocupación en todos los países de la región.

El mismo presidente Bolsonaro anunció las medidas tras suspender la quema controlada en todo el país por un periodo de 60 días.

El texto del decreto que fue comunicado este jueves, explica que las quemas controladas son «el uso del fuego como factor de producción y gestión en actividades agropastorales o forestales, y con fines de investigación científica y tecnológica, en áreas con límites físicos previamente definidos». La actividad será suspendida en un período de dos meses, con casos excepciones en el sector agrícola donde sea justificable.

Durante el fin de semana, el presidente había dicho que las quemas controladas son una «tradición» en algunas partes del país y que no era cuestión de «solo educar». Pero ahora revierte estas declaraciones al prohibir esta actividad en Brasil.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE, por sus siglas en portugués), desde enero hasta este miércoles se han registrado 84.957 incendios, lo cual muestra un aumento de incendios forestales de 75% en relación al mismo período del año pasado.

Muchos de estos focos afectan a la Amazonía y van más allá de las fronteras brasileñas, abarcando áreas de la selva de Bolivia, Paraguay Perú.

De acuerdo con el Código de Silvicultura brasileño, las igniciones controladas están autorizadas en determinadas situaciones como prácticas agrícolas y forestales en las que se justifique su uso. En el caso de los pueblos indígenas la práctica es permitida en la agricultura de subsistencia.

Estadísticas divulgadas recientemente por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales, el territorio amazónico registró más de la mitad de los 71 mil 497 incendios forestales detectados en Brasil entre enero y agosto, una cifra 83 por ciento superior a la de la misma etapa de 2018.

«Los problemas de deforestación y quema en el Amazonas son de larga data, pero el empeoramiento de esta situación en 2019 es un resultado directo del comportamiento del Gobierno de Jair Bolsonaro», denuncia una declaración conjunta de la red brasileña de organizaciones no gubernamentales (ONGs).

Entre los factores cada vez más intensos de la crisis ambiental, las ONGs destacan «la negativa a demarcar las tierras indígenas, la promesa de abrirlas para la explotación (…)».

«Suman además el desmantelamiento sistemático y deliberado de la capacidad operativa de Ibama (Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables)…, la legalización de actos ilegales de grilagem (falsificación de documentos para tomar pose) de tierras públicas, taladas y quemadas, y la tala y minerales».

El coordinador del Frente Parlamentario Ambientalista, Alessandro Molon, quien exige medidas ante a la creciente deforestación en la región amazónica a través de un documento respaldado por un millón de firmas, manifestó que el Gobierno de Bolsonaro se ha comportado de manera irresponsable frente a esta emergencia.

Artículo relacionado: Bolsonaro logra acuerdo para formar comisión de países sudamericanos que controlarán vida del Amazonas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s