Guerra todavía amenaza relación entre Corea del Sur y Japón

INTERNACIONAL

640px-Moon_Jae-in_in_the_Russian_State_Duma_(2018-06-21)_04
Presidente surcoreano, Moon Jae-in / Foto: duma.gov.ru

Lectura: 5 minutos

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, reclamo a Japón el jueves «honestidad» con su historial de guerra y sus restricciones a la exportación contra Corea del Sur, que Moon calificó de represalia económica por los problemas históricos.

«Japón debe ser honesto. Japón ni siquiera ha dado una razón honesta para sus represalias económicas. El Gobierno japonés está tratando de racionalizar sus represalias económicas cambiando su retórica sin fundamento tan frecuentemente como sea necesario», dijo Moon en una reunión de gabinete para decidir sobre la propuesta del Gobierno para los presupuestos del próximo año.

«No importa qué excusa invoque (Japón) como justificación, está claro que el Gobierno japonés ha vinculado los problemas históricos con los asuntos económicos», dijo Moon.

El comentario se produjo un día después de la entrada en vigor de la decisión de Japón de retirar a Corea del Sur de su lista blanca de socios comerciales de confianza, a los que se les da un tratamiento preferencial para las exportaciones. A principios de este mes, Seúl también retiró a Tokio de su lista blanca de socios de exportación de confianza.

La disputa comercial entre Seúl y Tokio fue provocada por las estrictas regulaciones de Japón a principios de julio sobre su exportación a Corea del Sur de tres materiales vitales para producir chips de memoria y paneles de visualización, que son el pilar de las exportaciones surcoreanas.

Las restricciones a las exportaciones por parte de Japón se produjeron después que el Tribunal Superior de Corea del Sur ordenara a algunas empresas japonesas, incluidas Nippon Steel y Mitsubishi Heavy Industries, compensar a las víctimas de trabajos forzados en tiempos de guerra.

Cientos de miles de surcoreanos fueron forzados por el Japón imperial a realizar trabajos forzados sin paga durante la Segunda Guerra Mundial. La península coreana fue colonizada por Japón desde 1910 hasta 1945.

«La actitud (de Japón) hacia los asuntos históricos nunca ha sido honesta. Es un hecho inmutable que Japón fue el autor de capítulos desafortunados de la historia no solo en Corea (del Sur) sino también en muchos otros países asiáticos», dijo Moon.

«La actitud del Gobierno japonés, que ni reconoce ni se arrepiente de sus malas acciones pasadas, sino que distorsiona la historia, solo agrava las heridas y la angustia de las víctimas. La pretensión absurda (de Japón) sobre Dokdo, la primera parte de nuestro territorio en ser víctima de la agresión imperial de Japón no ha cambiado a día de hoy», señaló Moon.

«Comenzando por mirar directamente al pasado, Japón debe cooperar con el mundo y avanzar hacia el futuro. Nunca es vergonzoso recordar y reflexionar sobre el pasado», dijo Moon.

Moon instó a Japón a que tome en serio las lecciones de Alemania, que se ha ganado la confianza de la comunidad internacional al reflexionar sinceramente sobre su pasado, confirmar sus malas acciones tan a menudo como sea necesario y reconciliarse y trabajar junto con los países europeos vecinos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores surcoreano expresó el miércoles su pesar y protesta por la decisión de Japón de retirar a Corea del Sur de su «lista blanca» de socios comerciales de confianza.

A través de un comunicado del portavoz ministerial, el Gobierno surcoreano manifestó su profundo pesar y enérgica protesta ante Japón por eliminar a Corea del Sur de la lista y lo instó a que se retracte de inmediato.

La medida entró en vigor, como estaba previsto, en la medianoche. Este mes, Seúl había retirado a Tokio de su lista de socios de exportación de confianza.

Según la nota oficial, Seúl considera deplorable la medida tomada por el Gobierno japonés, que perjudica la prosperidad regional, el orden basado en el libre comercio y la cooperación económica entre las dos partes, pese a que Corea del Sur había instado repetidamente a Japón a buscar una resolución constructiva a través del diálogo.

La medida japonesa, señaló el comunicado, fue una clara “represalia comercial” contra el fallo del Tribunal Supremo surcoreano sobre las víctimas de trabajos forzados durante la guerra y un grave desafío a los cimientos de las relaciones amistosas y de colaboración entre ambos países.

La corte surcoreana ordenó a algunas compañías japonesas, entre ellas Nippon Steel y Mitsubishi Heavy Industries, que compensaran a los surcoreanos que fueron obligados por el Japón imperial a trabajar sin salario durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la península coreana estaba colonizada por Japón.

Después del fallo, Japón endureció el mes pasado sus normativas sobre las exportaciones a Corea del Sur de tres materiales esenciales para producir chips de memoria y paneles de visualización, el pilar de las exportaciones surcoreanas.

En respuesta, Seúl decidió la semana pasada finalizar el conocido como Pacto General de Seguridad sobre Información Militar (GSOMIA), un acuerdo sobre intercambio de inteligencia militar con Japón firmado noviembre de 2016.

El rechazo de Japón a la oferta de diálogo de Corea del Sur, añadió el ministerio surcoreano, no ayudará a resolver el problema, por lo que instó a Tokio a responder con sinceridad a la propuesta.

Artículo relacionado: Conflicto entre Corea del Sur y Japón, rompen acuerdo de inteligencia y cooperación militar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s