EE. UU. prepara ataque financiero a los activos de China en bolsa de Nueva York

INTERNACIONAL

8293232288_a08779efdc_c
Guerra comercial sin fin / Foto: U.S. Department of Agriculture

Lectura: 4 minutos

Uno de los argumentos más extremos para aislar a China del capital estadounidense, promovido por Peter Navarro, asistente especial de comercio en la Casa Blanca, y asesores externos como Steve Bannon, es que las inversiones de EU en empresas chinas o en los intercambios con el Gobierno de Xi Jiping significan que los estadounidenses están dando apoyo financiero al Partido Comunista chino sin darse cuenta.

La capitalización bursátil de las 156 empresas chinas, incluidas al menos 11 empresas estatales que cotizan en las tres mayores bolsas de EU, se situó en un total colectivo de 1,2 billones de dólares a finales de febrero, según un informe de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad Estados Unidos-China.

A principios de este mes, China eliminó un límite de 300 mil millones de dólares en compras en el extranjero de acciones y bonos chinos, lo que significa que los fondos globales ya no necesitan solicitar cuotas de compra para comprar activos. La medida está diseñada para atraer más capital extranjero a los mercados chinos.

Los argumentos para esta acción dentro del equipo de Trump varían desde simplemente hacer cumplir las leyes de transparencia de EU y crear un nivel de reciprocidad, hasta plantear preocupaciones de seguridad nacional con algunas de las empresas chinas a las que están expuestos los fondos de pensiones estadounidenses, según las fuentes. Algunas de estas compañías son firmas que el Gobierno de EU ha identificado como malos actores o a las que ha impuesto sanciones.

Ahora que China y Estados Unidos están por iniciar una nueva ronda de negociaciones comerciales, el presidente Donald Trump dijo el viernes que no siente la necesidad de asegurar un acuerdo antes de las elecciones del año próximo.

Trump dijo a los reporteros que quiere un acuerdo integral con China y que no aceptará uno que sólo atienda algunas de diferencias entre ambos países.

«No estoy buscando un acuerdo parcial, voy tras un acuerdo integral», dijo Trump durante una conferencia de prensa con el primer ministro australiano Scott Morrison.

Durante más de un año, las dos economías más grandes del mundo han estado enfrentadas en un duelo con mucho en juego marcado por los impuestos crecientes de Trump a los bienes chinos y los aranceles de Beijing en represalia.

Trump dice que los votantes comprenden la «disputa» entre ambos países, e insiste que la guerra comercial actual no mermará sus probabilidades de ser reelegido, pero aceptó que llegar a un acuerdo «probablemente sería algo positivo» para su campaña.

Trump siguió tratando de mostrar un panorama desolador de la economía china de cara a la reanudación de las conversaciones el próximo mes en Washington. Los negociadores de ambos países tendrán reuniones en las próximas dos semanas con el fin de preparar el terreno para la sesión de octubre.

«China está resultando muy afectada. Nosotros no», afirmó Trump.

Es cierto que la economía china está desacelerándose, frenada por los impuestos de Trump a las importaciones chinas y por la campaña deliberada de Beijing para contrarrestar las deudas descontroladas. Aun así, el Fondo Monetario Internacional prevé que la economía china crecerá 6,2% este año.

Morrison dijo que Australia se ha beneficiado enormemente del crecimiento de la economía china. Al mismo tiempo, dijo que una vez que la economía de China llegue a cierto nivel, «entonces uno obviamente necesita participar en el juego con las mismas reglas que los países desarrollados».

Mientras tanto, el representante comercial de Estados Unidos actualizó y amplió su lista de productos chinos temporalmente excluidos de aranceles. Algunos de los cientos de productos en esa lista son las partes para cajeros automáticos, los cables de tomacorriente para aviones, las partes para drones, las pajillas para beber y las patinetas eléctricas.

Trump también enfatizó la importancia de aprobar un nuevo acuerdo comercial con Canadá y México.

«Esperemos que eso sea sometido a votación pronto», dijo el presidente. «Necesitamos eso para nuestro país».

Artículo relacionado: Señal de China a Estados Unidos con rebaja de impuestos a importación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s