Violencia en elecciones de Afganistán

INTERNACIONAL

AFG
Comicios custodiados / Captura YouTube 

Lectura: 2 minutos

Al menos 32 personas resultaron muertas y otras 123 heridas en Afganistán a causa de 113 ataques que se produjeron el 28 de septiembre, cuando el país celebró las elecciones presidenciales, informó la agencia Pajhwok.

Según la agencia, el movimiento islamista radical Talibán se atribuyó 64 ataques.

Khaama Press afirmó con anterioridad que el día de las presidenciales los servicios especiales de Afganistán eliminaron a 34 miembros del Talibán, mientras que otros 18 talibanes fueron detenidos en una redada que se llevó a cabo en todo el país con el propósito de garantizar comicios pacíficos.

Afganistán celebró el 28 de septiembre las elecciones presidenciales en máxima alerta ante las amenazas de los talibanes de frenar los comicios.

Quince candidatos aspiran a ocupar el puesto de presidente y formar un nuevo Gobierno, entre ellos el moderado presidente actual, Ashraf Ghani, y el jefe del Gobierno, Abdullah Abdulla.

Los datos ofrecidos por la Comisión Electoral Independiente (CEI) muestran que unos 9,6 millones de afganos, un 34,5% de ellos mujeres, fueron convocados a votar, pero solo lo podrán hacer en 4.928 de los 7.385 centros electorales situados en áreas bajo control del Gobierno debido a motivos de seguridad.

«Los centros de votación contaran con 144.146 observadores afganos y extranjeros que han sido acreditados, y seguirán de cerca la votación en todo el país», declaró el jefe del secretariado de Comité Electoral, Habib Rahman Nang.

Las fuerzas de seguridad han preparado un dispositivo en el que desplegarán 72.000 efectivos, según reveló el Ministerio de Interior, y en ciudades como Kabul se ha prohibido el acceso durante todo el día a camiones y furgonetas para reducir el riesgo de atentados.

Las presidenciales de 2014 estuvieron marcadas por las denuncias de fraude, como también lo estuvieron las parlamentarias de hace un año, cuyos resultados oficiales siguen sin hacerse públicos. Ghani, que en 2014 reemplazo a Hamid Karzai, aspira a ganar para salir reforzado y liderar un posible proceso de paz con los talibanes.

Después de un atentado en Kabul en el que murió un soldado estadounidense, Donald Trump dio por finalizadas las conversaciones con los insurgentes cuando el acuerdo ya estaba prácticamente cerrado y ahora Ghani, que fue apartado de las nueve rondas de contactos entre Washington y los talibanes en Doha, quiere llevar un proceso de paz puramente afgano.

Artículo relacionado: Elecciones en Afganistán, bajo amenaza de talibanes que rechazan comicios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s