Johnson con plan de emergencia para divorcio del Reino Unido con UE

INTERNACIONAL

United Nations General Assembly in New York 2019
Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y primer ministro británico, Boris Johnson / Foto: Number 10

Lectura: 3 minutos

El próximo 31 de octubre se producirá el «Brexit duro» que nadie espera, una ruptura brusca y sin acuerdo del Reino Unido con la Unión Europea.

Si bien el gobierno de Boris Johnson advierte que está listo para ese escenario, sigue buscando remediarlo y renegociar el acuerdo al que había llegado la UE con su antecesora, Theresa May.

El primer ministro cuenta con un plan que hizo público este miércoles (02 Octubre) y que fue bautizado como «Dos fronteras para cuatro años».

La propuesta de Johnson incluye una solución al principal obstáculo al pacto, el asunto de la frontera entre Irlanda del Norte (territorio británico) e Irlanda (dentro de la UE).

El acuerdo inicial de May y la UE incluye una «salvaguarda» para evitar la instalación de una frontera física entra las Irlandas que fue repetidamente rechazada por el Parlamento, lo que incluso provocó la dimisión de May.

Los parlamentarios que rechazaron la salvaguarda de May temían que Reino Unido quedara indefinidamente ligado a las normativas europeas.

La Comisión Europea, que ha venido negándose a renegociar lo que ya había pactado con May, respondió que analizaría la propuesta de Johnson «objetivamente».

 

Estos son algunos de los puntos clave del plan:

Reino Unido abandonaría la Unión Europea (UE) el 31 de octubre, pero se mantendría el período de transición original hasta el 31 diciembre de 2020.

De esa forma, una vez consumado el divorcio oficial, a partir del 1 de enero de 2021, Reino Unido dejaría las instituciones europea y la Unión Aduanera.

Este territorio británico también abandonaría la Unión Europea en diciembre de 2020, pero mantendría las regulaciones aduaneras del Mercado Único durante cuatro años hasta 2025.

Esta nueva iniciativa implicaría una doble frontera.

La primera, marítima con el resto de Reino Unido. Separados por el mar irlandés, los productos que entren en Irlanda del Norte se acogerían a los estándares de la UE.

La segunda, la territorial con la República de Irlanda. Al ser este país miembro de la UE, no sería necesario un control de los intercambios comerciales entre ambas naciones.

Una vez finalizado el primer período de cuatro años, y si los términos de Johnson son aceptados por la Asamblea de Irlanda del Norte durante el año de transición, este organismo podrá decidir si acepta las reglas de Reino Unido, que para entonces podría haber renovado su relación comercial con Bruselas, o si de lo contrario se mantiene con las regulaciones del Mercado Único que facilitan su relación con el Estado irlandés del sur.

Artículo relacionado: Oposición británica dispuestos a promover moción de censura contra Johnson para evitar Brexit duro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s