Senado aprobó en Brasil reforma del sistema de pensiones

BRASIL

Plenário do Senado
Foto: Senado Federal

Lectura: 3 minutos

El Senado de Brasil aprobó en la noche del martes la Propuesta de Enmienda a la Constitución (PEC) que apunta a la reforma del sistema de pensiones, por 56 votos a favor y 19 en contra.

La propuesta de reforma de pensiones es considerada el mayor cambio a la Constitución desde 1988, cuando fue promulgada.

Por tratarse de una enmienda constitucional, después que sean analizados por los senadores los llamados «puntos destacados», que pueden alterar aspectos específicos, la propuesta tendrá que pasar por una segunda ronda de votación, programada para la próxima semana.

La enmienda a la Constitución requerirá al menos 49 votos favorables ─50 más uno─ para ser aprobada en la segunda vuelta.

Esta etapa puede retrasarse teniendo en cuenta que algunos senadores argumentan que hay un acuerdo incumplido y reclaman al gobierno demandas que aún no fueron satisfechas, específicamente en el caso de un acuerdo sobre la división de los fondos de licitaciones petroleras.

Según estimaciones del equipo económico del gobierno, los cambios en la seguridad social podrían generar ahorros al gobierno de unos 876.000 millones de reales (216.600 millones de dólares) en diez años.

Entre otros puntos, la propuesta de enmienda de la reforma de la Seguridad Social establece la edad mínima de jubilación de 65 años para los hombres y 62 años para las mujeres, tanto para trabajadores del sector privado y como funcionarios públicos.

El tiempo mínimo de contribución en el sector privado sera de 15 años para las mujeres, de 15 años para los hombres que ya están en el mercado laboral, y de 20 años para los que todavía van a entrar en el mercado.

En el sector público, el tiempo mínimo de contribución será de 25 años para hombres y mujeres.

Al mismo tiempo una coalición formada por las poderosas centrales sindicales de Brasil solicitó al Senado que se suspenda la votación sobre la Propuesta, que pretende modificar la legislación del gravoso régimen de pensiones y jubilaciones en términos económicos.

Los sindicatos brasileños a través de un comunicado conjunto expresan la necesidad de detener este intento de modificación de los beneficios del sistema.

«Hemos denunciado durante mucho tiempo el carácter perverso e injusto de la reforma de la Seguridad Social propuesta por el Gobierno actual, a través de la PEC número seis de 2019, y sus terribles consecuencias para el país y, sobre todo, para los trabajadores», afirma el comunicado del bloque sindical.

Firmaron la Central Unitaria de Trabajadores, Sindicatos Brasileños, Trabajadores y Trabajadores de Brasil, Fuerza Sindical, Nova Central (NSCT) y la Unión General de los Trabajadores.

Los sindicatos reclaman que se suspendan las votaciones sobre la enmienda, hasta tanto se revisen irregularidades e incongruencias que existen en este proyecto, según denunciaron.

El presidente Jair Bolsonaro se comprometió durante la campaña electoral a reformar el sistema jubilatorio de Brasil considerado como uno de los factores adversos a la reducción del déficit fiscal que supera el tres por ciento del PBI.

Artículo relacionado: Plan de Bolsonaro para modificar sistema de pensiones altera calma de moneda brasileña

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s