Gobernadora de Hong Kong amenaza con ley de emergencia a opositores prodemocracia

INTERNACIONAL

48831740832_01cfff2c94_c
Manifestantes del Movimiento de los Paraguas / Foto: Studio Incendo

Lectura: 3 minutos

Después de una noche (04 Octubre) de violentos enfrentamientos en Hong Kong, la gobernadora Lam ─designada por Beijing─ defiende la ley de emergencia que permite enviar a los presos imputados de delitos a China continental.

El sistema de transporte fue el más afectado por las últimas manifestaciones, los trenes quedaron paralizados en la ciudad que día tras día amanece cargada de espíritu independentista y pro democrático ante la alarma de las autoridades de china comunista.

Después del anuncio de la líder de Hong Kong, Carrie Lam, que invocó una ley de emergencia para prohibir el uso de máscaras en las manifestaciones ciudadanas, las protestas y actos violentos se desataron en la ciudad semiautónoma. Durante la madrugada la Policía y algunos manifestantes violentos se enfrentaron mientras miles de hongkoneses marcharon por el distrito Central de la ciudad, el barrio financiero, usando sus máscaras para protestar contra la legislación anunciada por la Jefa del Ejecutivo.

Los manifestantes provocaron cortes de tráfico y el cierre de tiendas en una jornada que se tornó tensa. A lo largo de la noche, las protestas en algunos puntos de la ciudad derivaron en encontronazos entre radicales y agentes, que recurrieron, una vez más, al gas lacrimógeno y al espray pimienta. Tiendas y bancos vinculados a China continental fueron objetivo de los manifestantes más violentos, como la fachada de una sucursal del Banco de China en Tsuen Wan, donde arrojaron cócteles molotov en su interior.

Luego de observar lo ocurrido en las últimas horas, Lam señaló a través de un mensaje televisivo que «el comportamiento radical de los manifestantes llevó a Hong Kong a una noche muy oscura, dejando a la sociedad medio paralizada». Y agregó: «la extrema violencia ilustra claramente que en Hong Kong la seguridad pública está en peligro. Esa es la razón por la que tuvimos que invocar la ley de emergencias, para introducir la ordenanza antimáscara».

Aunque para Lam la ley solo busca identificar a los más violentos y «no implica que Hong Kong esté en estado de emergencia», muchos en la ciudad temen que el Gobierno acabe invocando la mencionada ordenanza para pedir la potestad de autorizar detenciones, censurar la prensa, cambiar leyes o tomar el control total del transporte.

La crisis social en Hong Kong, ha generado protestas masivas desde junio a raíz de una polémica propuesta de ley de extradición, que fue finalmente derogada. Sin embargo, las demandas de los hongkoneses han mutado y se han vuelto más radicales respecto a exigir mayor independencia de China. Es así, como durante los últimos cuatro meses las revueltas no han parado, e incluso se han radicalizado.

Los analistas advierten que el uso de la Ordenanza de Emergencia por primera vez en mucho tiempo sienta un precedente peligroso. La ley, una reliquia del gobierno británico promulgada en 1922 para sofocar una huelga marítima y utilizada por última vez para aplastar disturbios en 1967, otorga amplios poderes al jefe ejecutivo de la ciudad para implementar regulaciones durante una emergencia.

Artículo relacionado: Liberación o dependencia, reclamo en Hong Kong

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s