Ofensiva del ejercito turco oculta propósito de barrer al enclave de Kurdistán

INTERNACIONAL

siria
Captura YouTube

Lectura: 3 minutos

¿La decisión del presidente Erdogan es el fracaso de la política europea en Siria?

La batalla lanzada por Turquía en la frontera con Siria, bajo el nombre de «Fuente de Paz», contra las «Unidades de Protección del Pueblo» conformada por milicias kurdas apoyadas por el bloque occidental, incluido Estados Unidos, comenzó con bombardeo aéreo.

El operativo turco busca crear una zona de seguridad en la frontera con Siria ocupada por comandos kurdos que combatieron contra el grupo terrorista islámico Isis.

La magnitud de la operación «Fuente de paz» se encuentra en pleno desarrollo bajo la vigilancia de las ocho bases militares norteamericanas desplegadas en todo el territorio.

Sin embargo el presidente Donald Trump optó por retirar los «observadores de vigilancia» en la frontera norte de Siria.

El ataque comenzó con el bombardeo de aviones turcos sobre la ciudad de Ras al Ain, provocando una oleada de pobladores escapando del conflicto que recién comienza. Las fuentes militares norteamericanas señalan que después de los ataques aéreos comenzará el despliegue terrestre sobre la región.

El presidente Erdogan afirmó que tiene el propósito de defender «la integridad territorial de Siria, contra los terroristas», como denomina a los kurdos debido a la actividad política en Turquía del Partido de los Trabajadores de Kurdistán.

El presidente Putin de Rusia, también implicado en el conflicto en defensa del su colega sirio Al-Assad, decidió ubicarse del lado de Erdogan, o al menos no criticar la decisión.

El gobierno de Turquía se mostró alarmado no solo por la actividad de las milicias kurdas en Siria, sino debido al control del territorio ocupado cuando instalaron una administración local.

Los soldados del Kurdistán combaten contra los ejércitos del Estado Islámico (Isis) con apoyo de EE. UU.

El presidente Trump enfrentó las críticas por el abandono de los puestos de vigilancia en la zona del conflicto, manifestando «los kurdos son luchadores maravillosos, los ayudamos financieramente y con armas. Turquía es un gran socio comercial de EE. UU.» dijo Trump.

Se llamó a una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU para frenar la batalla mientras el presidente Macron reclama a Erdogan poner «un término lo más rápidamente posible al ataque».

Se produjeron violentos enfrentamientos el jueves alrededor de la ciudad de Ain según voceros de las Fuerzas Democráticas Sirias que operan bajo orden de los comandantes kurdos.

Varios países occidentales están criticando la ofensiva de Turquía, particularmente preocupados por la posibilidad de la ruptura del orden en las cárceles que mantienen detenidos a miles de terroristas islámicos y que eventualmente podrían quedar en libertad.

Según el presidente de Francia, existe la posibilidad involuntaria de ayudar al Daesh (Isis) a reconstruir el califato, (enclave en Siria) responsabilidad que le cabría a Turquía, afirma Macron.

Fuentes de la administración local kurda afirmaron que los bombardeos turcos del miércoles impactaron en una cárcel donde existen presos del Isis.

El gobierno de Irán a su vez, aliado del presidente Al-Assad y principal sostén del régimen sirio, reclama un «cese inmediato» de las operaciones del ejercito turco. Siria denuncia por su parte «las ambiciones expansionistas» del gobierno turco.

Artículo relacionado: Turquía decide enfrentar milicias kurdas en Siria, aliadas de EE. UU.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s