Policía mexicana superada por comando armado que logró liberar al narco más buscado de la historia

INTERNACIONAL

culiacan
Captura YouTube

Lectura: 3 minutos

El narcotraficante más peligroso para Estados Unidos Ovidio Guzmán López, reclamado por la justicia federal norteamericana, fue apresado en la ciudad mexicana de Culiacán por la policía local que se vio obligada a liberarlo por los ataques de comandos armados que responden al delincuente, hijo del tristemente famoso «Chapo» Guzmán, condenado a sentencia perpetua.

Guzmán López fue acusado en febrero de conspiración para importar a Estados Unidos toneladas de cocaína, al haberse convertido en el sucesor de su padre, al frente del poderoso Cártel de Sinaloa.

Es uno de los prófugos más buscados del mundo. El jueves fue capturado en Culiacán tras un violento intercambio de disparos con armas de guerra por parte de los narcotraficantes. Lo que vino después deja en evidencia el poder de fuego de los narcotraficantes, que obligó a la Guardia Nacional a liberar a Guzmán López.

Se hizo para «salvar vidas» explicó un alto funcionario mexicano. Aunque no lo explicó en un primer momento, posteriormente quedó claro que las vidas que se salvaron fueron las de soldados mexicanos que fueron rodeados por una numerosa y bien armada fuerza del Cártel de Sinaloa que los obligó a liberar al joven capo de la droga a cambio de salir del lugar con vida.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien ha sido un crítico del enfoque «militarista» que sus predecesores dieron al conflicto con los narcos y que en lugar propone atender las «raíces sociales» del crimen, admitió haber avalado la decisión del gabinete de Seguridad para liberar a Guzmán López.

Expresó que la decisión se adoptó para salvar vidas de «ciudadanos», sin admitir que los «ciudadanos» eran los soldados rodeados por los narcos largamente superados por el poder de fuego de los delincuentes.

«Se trató de un operativo que llevó a cabo el Ejército a partir de una orden de aprehensión de un presunto delincuente, como ya lo expliqué fue una reacción muy violenta que ponía en riesgo la vida de mucha gente», dijo López Obrador en su rueda de prensa matutina.

«Esta decisión se tomó para proteger a los ciudadanos. Es que no se puede apagar el fuego con el fuego, esa es la diferencia de esta estrategia con relación a lo que han hecho los anteriores gobiernos, nosotros no queremos muertos, no queremos la guerra», agregó.

Falko Ernst, un investigador mexicano que trabaja con el organismo no gubernamental International Crisis Group, dijo al diario Los Angeles Times que la situación de caos en Culiacán, establece «un precedente muy peligroso».

«El mensaje es: el gobierno mexicano no tiene el control, y puede ser extorsionado», dijo Ernst.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s