Presidente Evo Morales, curioso ejemplo de capitalismo socialista, favorito en elecciones de hoy en Bolivia

INTERNACIONAL

16343960345_bfc72f1595_c
Presidente boliviano, Evo Morales / Foto: Cancillería del Ecuador

Lectura: 3 minutos

Morales, de 59 años, es presidente de Bolivia desde que siendo un líder indígena consiguió el poder en 2006. Bajo su gobierno, Bolivia logró el mayor crecimiento de su historia y redujo la pobreza.

Sin embargo, muchos bolivianos dentro y fuera del país lo tildan de querer aferrarse al poder, mientras la oposición busca el modo de evitar la reelección. Encuestas no confiables lo dan con un 30 por ciento de intención de voto.

«Queremos dar cinco años más de nuestra experiencia para que Bolivia siga creciendo económicamente, para terminar nuestras grandes obras», dijo Morales al cerrar su campaña el miércoles.

Su rival el moderado expresidente Carlos Mesa, de 66 años, está dando la pelea por la oposición. Las encuestas privadas indican que tiene 27 por ciento de intención de votos. En su historia reciente se recuerda el haber gobernado Bolivia por menos de dos años hasta verse forzado a renunciar en 2005 debido a protestas por el alza en los precios de los hidrocarburos.

Sobre él pesa también haber sido vicepresidente durante el mandato del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, quien huyó del país en el 2003 en medio de una ola de represión militar que dejó más de 60 muertos después de un severo plan de reformas económicas destinadas a frenar el exuberante déficit fiscal del estado.

Esta vez Mesa asegura que no representa al neoliberalismo y que no propone privatizar ni hacer ajustes estructurales a la economía. Eso sí, quiere acabar con el despilfarro fiscal, el autoritarismo, la corrupción y la pobreza, y pasar de una economía de extracción de materias primas a otra diversificada.

«Este 20 de octubre no nos estamos jugando una elección, nos estamos jugando el futuro de nuestra querida Bolivia», dijo Mesa recientemente.

Sus adversarios políticos aseguran que Mesa tiene una personalidad indecisa y ambigua que podría perjudicar al desarrollo del país.

Según estos resultados, ni Morales ni Mesa lograrían el 50 por ciento de los votos o la ventaja de 10 puntos sobre el rival necesaria para evitar una segunda vuelta el 15 de diciembre.

«Esta elección es absolutamente diferente a todas las anteriores. Para ponerlo en retrospectiva, el señor Evo Morales en la última elección tenía más del 50 por ciento de intención de voto», dijo a Reuters el politólogo Franklin Pareja. «Hoy lo estamos viendo al presidente Morales salir de muchos lugares silbado».

Los partidos de la oposición están llamando a los bolivianos a que realicen «el voto útil», una iniciativa que busca dar el espaldarazo al candidato Carlos Mesa.

Observadores de la política boliviana estiman que Mesa tiene mayor oportunidad de ir a un ballotage con Morales.

En departamentos como Potosí y Santa Cruz ha subido la presión social sobre Morales.

Desde este viernes se dispone «el acto de buen gobierno», en virtud del cual no se autoriza la realización de manifestaciones públicas, el porte de armas de fuego, ni el consumo de bebidas alcohólicas.

Artículo relacionado: Evo Morales, favorito en cuestionadas elecciones del domingo en Bolivia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s